Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 julio 2014
15:41
Actualizado a las 

La Razón

Noticias Londres 2012

Huérfanos de Nadal

  • La tendinitis en las rodillas impidea Rafa estar en los Juegos Olímpicos de Londres, por lo que no seráabanderado ni defenderá su oro

  • 1

El equipo español que acudirá a los Juegos Olímpicos de Londres se ha quedado huérfano de su «capitán» y abanderado. Las rodillas de Rafa Nadal no dejarán al número uno del tenis español acudir a la capital inglesa a defender el oro logrado hace cuatro años en Pekín. «No me encuentro en condiciones para competir en las Olimpiadas de Londres y por tanto no viajaré», afirmó Rafa en un comunicado. «Hoy es uno de los días más tristes de mi carrera, ya que una de las mayores ilusiones y el momento quizás más especial era ser el abanderado de España en la ceremonia de inauguración de los Juegos en Londres, así que os podéis imaginar lo difícil que ha sido tomar esta decisión», continúa el mallorquín.
Justo cinco días después del acto en el que Rafa se mostraba orgulloso y encantado de ser el abanderado español, tiene que renunciar. Ha tratado de apurar hasta el último momento, pero la tendinitis en las rodillas le va a impedir cumplir uno de sus sueños. «Están muy fastidiadas», afirma una persona que conoce de cerca la situación del tenista. Tanto las rodillas como Rafa.
Esta época del año suele ser de descanso para Nadal. Tras Wimbledon, el número tres del mundo está un mes parado (hasta los Masters 1.000 de Canadá y Cincinnati), que aprovecha para inyectarse plasma enriquecido con factores de crecimiento, que aceleran el proceso de regeneración del tejido en sus dañadas articulaciones, en la clínica La Esperanza de Vitoria. Los Juegos pillan justo en medio de ese periodo de reposo y además este año ha sido especialmente complicado. Nadal no jugó las semifinales del Masters 1.000 de Miami por la tendinitis. Se dio una primera sesión de plasma y tuvo una triunfal gira de tierra: ganó en Montecarlo, el Godó, Roma y Roland Garros. En Wimbledon cayó en segunda ronda ante el número cien del mundo, con sus rodillas otra vez en ebullición. Volvió a la clínica de Vitoria, pero no ha llegado a tiempo la recuperación. Tras el reposo, tras renunciar a la exhibición con Djokovic en el Santiago Bernabéu y después del trabajo de gimnasio llegó el momento de saltar a la pista y las rodillas le seguían doliendo. «He apurado hasta el último momento en mi preparación, en mis entrenamientos, pero no ha podido ser», explicó el tenista. Toni Nadal, su tío y entrenador, reconoció que Rafa estaba muy afectado por perderse una cita tan importante, que se produce cada cuatro años (los «Grand Slam» son al revés, cuatro cada año), que seguramente iban a ser sus últimos Juegos y en los que además iba a ser el abanderado. «La baja de Nadal es importante a nivel deportivo y emocional», opina Alejandro Blanco, el presidente del Comité Olímpico Español. Y no le falta razón. El once veces ganador de un torneo «grande» es el mayor exponente mundial del deporte nacional. En Pekín fue uno de los deportistas más perseguidos en la Villa Olímpica. Todos querían una foto con él. Es una estrella planetaria, con más de 2.000 peticiones de entrevista al año. «Y el que reúne todos los valores olímpicos», piensa la judoca Ana Carrascosa, al igual que todos los compañeros que iban a competir en Londres. «Los que estamos en Londres jugaremos con su espíritu», dijo su amigo Gasol en Twitter. Su nombramiento como abanderado fue unánime. «Ha dado mucho al deporte español y ahora tenemos que estar con él», reflexiona Alejandro Blanco. Los muestras de ánimo y apoyo se multiplicaron: Mata, Rudy Fernández, Hombrados, Calderón, Gasol, Granollers, Almagro, Ferrer, Escañuela, Emilio Sánchez Vicario... Hasta en su manera de renunciar dejó su sello: «Tengo que pensar en el deporte español, no puedo ser egoísta y no dejar que juegue un compañero con mejor preparación».


EL EXPERTO
El doctor Guillén apela a la cirugía como alternativa

Desde 2010, Nadal ha recurrido al revolucionario método de inyectarse plasma enriquecido con factores de crecimiento para paliar los dolores en las rodillas, la tendinitis. LA RAZÓN consultó al doctor Pedro Guillén en qué consiste la lesión de Rafa. «Es conocida como rodilla de saltador. El tendón que va de la rótula a la tibia se estresa. Hay tres fases. La primera es cuando duele al acabar el partido. La segunda es cuando duele al empezar, desaparece al calentar y duele al terminar. Esto sería una tendinopatía grado dos. La tercera es cuando duele al empezar, durante y después, que es donde está Nadal, y eso requiere reposo y tratamiento quirúrgico». Rafa optó por las inyecciones para recuperarse, pero existen otras alternativas. «No hay ningún método que sea la panacea, ni las inyecciones ni la operación, pero si con otros no se puede solucionar, existe la cirugía, que en un 90 por ciento de los casos resuelve el problema», explica el doctor Guillén. Eso obligaría a Nadal a parar durante unos tres meses. «Un paciente con tendinopatía disminuye su rendimiento. Las grandes prestaciones que exige el deporte de élite disminuyen cuando no se está al cien por cien».

Vídeos

  • 1