Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 30 septiembre 2014
07:43
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Una pizza con destino a Marte

  • Los astronautas, según ha planteado el equipo de Cooper, deberían atender su propio jardín y usar esos ingredientes, combinados con otros como nueces y especias, para preparar sus comidas en el planeta rojo.

  • 1
Una pizza con destino a Marte
Una pizza con destino a Marte

Ser «chef» en la NASA no es una tarea fácil. Además de preparar alimentos apetitosos, hace falta un profundo conocimiento de la dieta de los astronautas y del aporte nutricional de cada ración. Además, hay que tener en cuenta las circunstancias a las que serán sometidos los ingredientes en un viaje espacial.

A toda esta planificación se enfrenta un grupo de expertos con vistas a la planificación de la NASA para el primer viaje tripulado a Marte en la década de 2030. El viaje al «planeta rojo» tardaría seis meses, los astronautas permanecerían allí otros 18 meses y después habría que sumarle los otros seis meses de regreso a la Tierra.

Una odisea compleja a la hora de configurar un menú para un grupo de seis a ocho astronautas.

«Marte es diferente porque está muy lejos. No tenemos la opción de enviar un vehículo cada seis meses y reaprovisionarlos como lo hacemos con la Estación Espacial Internacional», indicó Maya Cooper, investigadora de «Lockheed Martin», un equipo compuesto por tres personas que estudian concienzudamente la alimentación para la comitiva espacial.

Actualmente hay alrededor de cien opciones en el menú, aunque todos los alimentos están preparados de antemano, congelados y con una vida útil de mínimo dos años. La falta de gravedad conlleva una importante merma en el olor y el gusto de las comidas.

En el caso de Marte, se trata de un planeta con algo de gravedad y por lo tanto la NASA ha considerado cambios significativos en el menú espacial actual. A pesar de que los niveles sean distintos a los de la Tierra, los científicos creen que será posible hervir agua con una olla a presión.

Además, se estudia la posibilidad de que los astronautas cuiden de su propio vivero con frutas y verduras plantadas en agua enriquecida con minerales en vez de en tierra.
Pizza tailandesa

Tofu y nueces son algunos de los ingredientes seleccionados para asegurar una dieta vegetariana con suficiente cantidad de proteínas. Incluso una pizza tailandesa con zanahorias, pimientos, hongos, cebolletas y una salsa casera picante… a la que se la ha tenido que suprimir el queso porque no va a haber leche fresca o forma algunade sostener el queso.

Para mantener la salud de los astronautas y los menús diarios, la NASA estudia que un astronauta se dedique en exclusiva a la función de «chef».

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA