Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 25 octubre 2014
08:49
Actualizado a las 

La Razón

Cine

«Elcaballero oscuro La leyenda renace»: Simpatía por el diablo

  • Director:  Christopher Nolan. Guión: Christopher y Jonathan Nolan. Fotografía: Wally Pfister. Intérpretes: Christian Bale, Tom Hardy, Marion Cotillard, Anne Hathaway. EE UU, 2012, 164 min.  Acción.

  • 1
«Elcaballero oscuro. La leyenda renace»
«Elcaballero oscuro. La leyenda renace»

Cuando un puñado de terroristas invade la bolsa de Gotham y se carga unos  brokers, da la impresión de que Nolan está del lado de los supervillanos. Es difícil pensar en una película más oportuna que este nuevo «Caballero oscuro» en el que los indignados empiezan a poner bombas, dispuestos a dinamitar los agujeros negros del sistema financiero para establecer un nuevo orden mundial. Una de las virtudes del filme es su capacidad para conectar con las turbulencias socioeconómicas que nos aplastan y proponer la necesidad de una  idea de revolución. Es un tanto a favor de la independencia de Nolan el hecho de haber facturado una película de presupuesto billonario en la que resulta difícil encontrar un personaje positivo. La dimensión macabra del filme la convierte en el perro verde de los estrenos veraniegos. El problema es calibrar cómo se posiciona Nolan en esta fábula protagonizada por la lucha entre indignados obreros y ricos corruptos. La fascinación que siente por el villano decanta la balanza hacia los rebeldes, pero las fuerzas del orden  acaban teniendo la sartén por el mango. Batman sigue siendo  un secundario de lujo que resucita en el último minuto para salvar el mundo.

Es un defecto que Nolan lograba paliar en la excelente «Batman Begins» y que en «El caballero oscuro» pasaba a primer plano gracias al Joker de Heath Ledger. Hannibal Lecter con lengua de Lenin, Bane (Tom Hardy) está por debajo del terrorista de la sonrisa congelada, aunque su discurso revolucionario, coronado por la  destrucción de los subterráneos y los puentes de Gotham, se graba en la memoria de una civilización que necesita empezar desde cero. El discurso de Bane, que supera al de Batman, ensombrecido por su virulencia testosterónica y la elegancia  socarrona de Catwoman (Anne Hathaway), es el de la ficción conspiranoica post 11-S. Batman sigue siendo una excusa para enmascarar la indecisión política de Nolan y  explotar su megalomanía, en la que el humor queda fuera de una película a la que le vendría bien un balón de oxígeno. La severidad del relato acaba por asfixiarlo, y a «El caballero oscuro» le cuesta avanzar . La grandilocuencia de su  dispositivo narrativo estropea la  elegancia de su puesta en escena. A Nolan le conviene tomarse vacaciones.

Vídeos

  • 1