Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 julio 2014
03:20
Actualizado a las 

La Razón

Cultura

IVA sí pero no tan alto

  • Los exhibidores de cine, dispuestos a absorber un gravamen del 10%, en guerra con Hacienda por la subida al 21%

  • 1
La asistencia a los cine cayó un 18,8% durante el primer trimestre de 2012
La asistencia a los cine cayó un 18,8% durante el primer trimestre de 2012

El desencuentro entre el Ministerio de Hacienda y la industria del cine está tomando carices de relación imposible. Desgravaciones fiscales para apoyar la producción aparte (que protagonizaron las negociaciones entre la industria y el fisco tras la rebaja de las subvenciones), la nueva contienda se centra en el IVA y su paso del tipo reducido, un 8 por ciento, al general, que a partir de septiembre será del 21 por ciento. La noticia cayó como una jarro de agua fría sobre un sector que no pasa por su mejor momento. Si, además, pensamos en el gremio que se verá más afectado, el de los exhibidores, el panorama es más desalentador todavía.

Medidas pospuestas
Es quizá por ello que, según ha podido saber este diario, los cines pensaban absorber el incremento del que, inicialmente, se había hablado, es decir, de dos puntos, desde el 8 al 10 por ciento, para que el precio de la entrada no se viera afectado por el cambio de gravamen y no desalentara a los espectadores el precio más caro. Pero la decisión de Montoro de que este tipo de servicios tributaran como IVA general, el 21 por ciento, ha desbaratado el plan: los exhibidores no están dispuestos a absorber un incremento de 13 puntos. Son los mismos que, durante el primer trimestre de 2012, han visto cómo la asistencia a las salas cayó un 18,8 por ciento.

Además de la subida de impuestos, la Secretaría de Estado de Cultura también ha tenido que encajar esta semana un nuevo ajuste de 20 millones de euros, después de que el pasado viernes el Consejo de Ministros aprobara un acuerdo de no disponibilidad de créditos por valor de seiscientos millones de euros, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para 2012. De ellos 54,19 millones corresponden al Ministerio Educación, Cultura y Deporte, informa Ep. El ministro de Educación y Cultura, quizá deseoso de dar buenas noticias a la industria, anunció el pasado martes medidas encaminadas a hacer más efectiva la protección de la propiedad intelectual a través de la modificación de la Ley de Propiedad Intelectual. Dichas medidas, sin embargo, parece que van a tener que esperar, ya que no se cree que finalmente este tema entre en la agenda del Consejo de Ministros de hoy. En principio, se reforzaría el papel de la Comisión de Propiedad Intelectual, la actuación sobre la webs que enlacen a contenidos protegidos sin autorización, y otros asuntos relacionados  con la lucha contra la «piratería». En la actualidad, la Comisión de  Propiedad Intelectual tramita las solicitudes de los titulares de derechos de autor que han detectado una oferta no autorizada de sus contenidos para que éstos sean retirados. Este organismo ya ha iniciado el trámite (como adelantó LA RAZÓN) con páginas de enlaces como Cinetube. Por el momento, la industria sí ha detectado un efecto disuasorio de la Ley, ya que diversas webs han retirado los enlaces a contenidos protegidos voluntariamente.


El supremo, con el canon digital
El Tribunal Supremo ha condenado a la empresa Freephone a pagar a Egeda 260.800 euros por no satisfacer las cantidades correspondientes al canon digital tras la comercialización en 2004 de más de 1,3 millones de DVD. El pleno de la Sala Civil da la razón así a la entidad de gestión y desestima el recurso que presentó Freephone contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga, que consideró probado que en ninguna de las facturas emitidas por la empresa tras comercializar los DVD aparecía repercutida al cliente ni se mencionaba que estuviera incluida en el precio cantidad alguna en concepto de remuneración compensatoria por copia privada.

Vídeos

  • 1