Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 30 julio 2014
00:30
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

Reina de todos los días por Enrique Miguel Rodríguez

  • 1

Indudablemente la Reina de Inglaterra no ha sido Reina por un día, lo ha sido 22.053 días y lo que rondará. Con motivo del jubileo que se celebra en la Gran Bretaña, por su 60 aniversario como soberana, su graciosa Majestad, inasequible al desaliento, preside desfiles, cenas, conciertos y recorre todo el país. El último viaje la ha llevado al norte de Inglaterra. De esa visita han salido unas fotos que han dado la vuelta al mundo. La soberana aparece en una playa (realmente es un decorado) departiendo con unos teóricos bañistas. La soberana Reina Isabel II de Inglaterra de toda la vida, lo que podríamos llamar modas Windsord, a saber, traje con abrigo de entretiempo totalmente cerrado, todas la prendas en un chillón color naranja. Sombrero de ala ancha con flores y bolso del mismo color, todo ello rematado con los indispensables larguísimos guantes negros. La soberana es fiel a  su propia moda y no la ha cambiado en 60 años. Cuentan sus biógrafos que cuando la peinaron para su coronación, el 2 de julio de 1953, se encontró tan cómoda, que hasta el día de hoy no ha cambiado su peinado. Dijo que le gustaba mucho y que además resultaba muy adecuado para las coronas y diademas que luce con mucha frecuencia. Todos los días del año a las nueve de la mañana, su peluquera entra en el real dormitorio del palacio donde se aloja, le retoca el pelo, y dos veces por semana se lava y se marca. Igualmente lleva repitiendo sus jerseys con rebeca a juego, sus faldas tableadas escocesas y el vestuario de corte como de visitas tampoco ha sufrido variación. Siempre fiel a una imagen en la que todo el mundo la reconoce. De sobra es conocido que las mujeres que cambian de moda y costumbres constantemente son las que no llegan a ser más que reinas por un día.

Vídeos

  • 1