Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 23 diciembre 2014
04:37
Actualizado a las 

La Razón

Dos atracadores matan al propietario de una pizzeria en Alzira para robarle sólo 150 euros

  • 1
La pizzeria donde ocurrió el atraco
La pizzeria donde ocurrió el atraco

VALENCIA- Una pareja de atracadores mató durante la noche del jueves al propietario de una pizzeria en el municipio valenciano de Alzira para robarle solamente 150 euros. Así lo afirmaron ayer los vecinos del empresario, un hombre de 40 años, casado y padre de dos niños.  
Los hechos ocurrieron pasadas las once de la noche, cuando la víctima, que estaba haciendo la caja del día y a punto de cerrar el negocio que regentaba desde hacía ocho años, fue sorprendida por dos personas con el rostro tapado. Los asaltantes le exigieron la recaudación, pero el dueño se negó a entregarles el dinero, por lo que uno de ellos le disparó un  tiro en el abdomen, según fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.
Los vecinos del barrio donde está situada la pizzería mostraron su consternación por la noticia, y todos  coincidieron en afirmar que el fallecido era una persona «trabajadora y sencilla», que dedicaba a su negocio «de 12 a 14 horas diarias».
«Lo liquidaron por nada, toda la vida trabajando de pizzero, lo conozco de toda la vida y ahora se la quitan por dos pesetas. es muy injusto», lamentó un ciudadano de Alzira. Raquel Climent, también del municipio, aseguró que se quedó «de piedra», ya que los hijos de la víctima jugaban con los suyos cuando ocurrieron los hechos.  «Esto no le tenía que pasar a nadie porque esa mujer y esos hijos estarán deshechos».
Joana Verónica Tardós explicó que escuchó los tiros desde su casa y, aunque pensó que era la televisión, decidió bajar para ver qué había sucedido. «Lo vi tirado en el suelo».
Cuando los agentes llegaron al local, el hombre ya había fallecido. La policía investiga todavía los hechos.

Síguenos en