Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 19 abril 2014
11:30
Actualizado a las 

La Razón

Andalucía

Zoido reclamará a Griñán un ajuste de 500 millones en gasto corriente

  • Todas las partidas a examen, incluida la factura mensual de 356.000 euros en telefonía móvil

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Juan Ignacio Zoido, ayer en la sede regional del PP-A
Juan Ignacio Zoido, ayer en la sede regional del PP-A

Sevilla- El recorte en gasto superfluo y la austeridad es una de las banderas que ondearon en la etapa Arenas y que siguen ondeando en la etapa Zoido. El nuevo presidente del PP andaluz acudirá a la primera reunión que mantendrá el lunes con el jefe del Ejecutivo autonómico, José Antonio Griñán, con un plan de contención del gasto corriente de 500 millones. Los populares plantean la batería de medidas como un camino alternativo a la bajada de sueldo de los empleados públicos. El Gobierno andaluz se ha comprometido a no rebajar las pagas extras de sus más de 260.000 trabajadores, tal y como aprobó en el primer decreto, para no aplicar a éstos un doble recorte –tras la decisión del Gobierno central de suprimir la paga de Navidad–, pero mantiene otros duros ajustes como la rebaja de un diez por ciento del trabajo y sueldo de los interinos.
 
El PP ha mantenido reiteradamente que hay margen para meter la tijera sin tocar educación, sanidad y dependencia. Hasta en un 40 por ciento señaló esta formación que se podían ajustar presupuestos anteriores como el de 2010 sin pisar las líneas rojas ya citadas. La filosofía sigue siendo la misma. Los recortes propuestos por el PP-A alcanzan el gasto en arrendamientos, intereses de deuda, asignaciones para partidos políticos, sindicatos y patronal, oficinas en el exterior, publicidad, publicaciones, teléfonos móviles o electricidad. Algunas de estas iniciativas ya se las plantearon los sindicatos a la Consejería de Hacienda y Administración Pública, pero la Junta aprobó sin acuerdo el ajuste. También hay algunas, como el ahorro en arrendamientos, que ya aparecen en el plan de reequilibrio del Gobierno andaluz 2012-2014, que prevé un recorte de gasto de 2.700 millones. Aún así, el ahorro de 500 millones de euros supone dos terceras partes del ajuste de 747 millones del capítulo I del Presupuesto aprobado por la Junta y que recae sobre las percepciones salariales de los empleados públicos.

En arrendamientos el PP-A propone una reducción del 25 por ciento, frente al 15 por ciento de la Junta. El ahorro oscilaría entre los 30 y 45 millones de euros al aplicarse no sólo a las consejerías sino también a la totalidad de entes instrumentales.

Entre 2008 y 2011 los intereses de demora han ascendido, según el estudio del PP-A, a 176 millones. Para 2012 hay consignados 29 millones. Hasta mayo ya hay consumidos 22.

El concepto «otros» del Presupuesto –«opaco», según el PP-A al ser indeterminado– ascendió en 2011 a 245 millones. El recorte propuesto es del 80%.

Las transferencias en materia de concertación social a agentes sociales –patronal y sindicatos– y a partidos políticos se reducirían en un 20 por ciento. El último Acuerdo de Concertación Social preveía movilizar 19.000 millones de euros. La Junta incluye en su plan de reequilibrio un ahorro de más de diez millones para 2012 por la limitación de ayudas y horas a organizaciones sindicales.

Aboga, asimismo, el PP-A, por la supresión de la delegación de la Junta en Madrid, que cuesta 200.000 euros al año, y una reducción de las 23 oficinas en el extranjero.

La reducción de un 70 por ciento del gasto en reuniones y cursos generaría un ahorro de diez millones en 2012; y el mismo porcentaje aplicado a información institucional y publicidad aportaría otros 4 millones. Entre 2008 y 2011 el desembolso fue de 33 millones de euros.

El plan también incluye una reducción del 25% en la partida de gastos jurídicos –la Junta gasta 20.000 euros diarios–; y del 40 por ciento en estudios y trabajos técnicos. En este último concepto, el desembolso ha sido de 113 millones entre 2008 y 2011.

Pone el acento el PP-A en que se ha triplicado el número de teléfonos móviles en los últimos seis años, hasta llegar a los 38.000. La factura mensual de telefonía móvil asciende a 356.000 euros.

No habla el PP de recorte de personal, cuya consignación ha ido creciendo año a año a pesar de la crisis. Actualmente copa un tercio del Presupuesto. En 2012 aumentó casi un 1 por ciento hasta llegar a los 9.853 millones de euros, de un Presupuesto global de 32.020 millones.


Puntos esenciales
1.- Entre 30 y 45 millones de euros en arrendamientos
n La propuesta incluye una reducción del 25 por ciento en los arrendamientos de todos los entes de la Administración, no sólo de las consejerías. El ahorro estimado por el PP-A oscilaría entre los 30 y los  45 millones de euros.
2.- Diez millones de euros en reuniones y conferencias
n La partida asignada para 2012 se eleva a 15 millones. La reducción aplicada, para obtener diez millones de euros de ahorro, sería del 70 por ciento. El PP-A también aboga por disminuir el gasto en publicidad  e información institucional.
3.- 45 millones en ahorro energético y comunicaciones
n La factura mensual de telefonía móvil es de 356.000 euros. La Junta dispone de 38.000 terminales. Las facturas de electricidad entre 2008 y 2011 se elevan a 309 millones y de telefonía a 145 millones.
4.- 20% menos a partidos políticos y agentes sociales
n Las transferencias a sindicatos y patronal no se han visto afectadas por la crisis económica. UGT y CC OO recibieron al menos 268 millones de euros en la última legislatura en Andalucía. La mayoría, para cursos de formación.

Vídeos

  • 1