Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 27 noviembre 2014
14:01
Actualizado a las 

La Razón

Cataluña

Mas persiste en su silencio en el «caso Palau» que salpica a CDC

  • Oriol Pujol dará la cara en su lugar tras el desenlace del pacto fiscal

  • 1
Mas ha evitado hablar sobre el «caso Palau» después de que el juez declarara a CDC «responsable civil»
Mas ha evitado hablar sobre el «caso Palau» después de que el juez declarara a CDC «responsable civil»

BARCELONA- Artur Mas ha llegado a la conclusión de que la mejor manera de protegerse del escándalo de la presunta financiación irregular que salpica a Convergència Democràtica es mantener un silencio sepulcral. Desde que el juez declaró el pasado miércoles a CDC como «responsable civil a título lucrativo» del saqueo del Palau de la Música, la oposición ha pedido de forma unánime al presidente de la Generalitat que dé explicaciones pero estas exigencias han caído en saco roto.    

Mas ha querido tomar la mayor distancia posible respecto a la supuesta trama que CDC orquestó con la colaboración de Fèlix Millet para cobrar comisiones ilegales después de adjudicar obra pública a empresas como Ferrovial. Tanta distancia que ayer por la mañana su agenda pública se limitó a una visita a un futuro centro de Formación Profesional en Martorell. Por la tarde, se desplazó a Menorca (isla donde acostumbra a veranear) para pronunciar el pregón de las fiestas de Sant Antoni en Fornells.

Gracias a ERC, el presidente de la Generalitat tan siquiera tendrá que comparecer en el Parlament, puesto que los republicanos se desmarcaron del resto de la oposición e impidieron citar a Mas en la Cámara. Esquerra se conforma con que el presidente del grupo de CiU y secretario general de CDC, Oriol Pujol, acuda en lugar de Mas. También reclama la presencia del conseller de Interior, Felip Puig (antiguo número dos de CDC), pero los nacionalistas tratarán de evitarlo con el argumento de que quieren separar los cargos del Govern de este presunto caso de corrupción.

A Convegència le obsesiona preservar la figura de Mas porque, a estas alturas, dan por hecho que es su mayor activo, ya que sus encuestas aseguran que el presidente de la Generalitat no está sufriendo el mismo desgaste pese a los continuos recortes presupuestarios.

Lo cierto es que Mas tiene la intención de centrar toda la atención mediática la semana que viene en la culminación de la propuesta catalana de pacto fiscal. De hecho, Oriol Pujol ya ha pedido posponer su comparecencia parlamentaria hasta los últimos días de julio, de tal manera que todos los focos estén centrados en la negociación de un pacto que, de momento, no apoyan ni PSC ni PP y que, por tanto, podría significar la consumación de la alianza entre CiU y ERC.


Convergència afronta la fianza con su sede
CDC presentó ayer ante el juez que investiga el saqueo del Palau de la Música el original y una copia de las escrituras de propiedad de su sede y una tasación que acredita que su valor es superior a la fianza impuesta, según explicarona Efe fuentes de Convergència.El juez que investiga el expolio del Palau de la Música, Josep Maria Pijuan, ha impuesto al partido nacionalista catalán una fianza de 3,2 millones como responsable civil «a título lucrativo» por el desvío de dinero del Orfeó Català y ahora deberá decidir si considera suficiente la garantía presentada por CDC.     Fuentes de CDC aseguraron que antes de las 13.00 horas de ayer presentaron en el juzgado las escrituras de propiedad de uno de los dos edificios que configuran su sede.

Vídeos

  • 1