Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
14:07
Actualizado a las 

La Razón

Política

Unas obras de reforma dañan un óleo del siglo XIX en el Congreso

  • Los operarios no protegieron el cuadro y lo apoyaron en un pasillo. Funcionarios del Prado peritan los desperfectos

  • 1

MADRID- Si es verano y estamos en el Congreso de los Diputados, fijo que hay obras. Bueno, en verano, en invierno… y en todas las estaciones del año. El presupuesto es inagotable. No hay periodo vacacional en el que el Parlamento no eche la casa por la ventana. Un mes son obras de reparación; al siguiente, pintura y lijado de parqué; otro, nuevos despachos… Este julio, tocaba ordenar la galería de retratos y adecentar paredes y suelo de la primera planta de Palacio. También lijar los suelos de los despachos de las Vicepresidencias y algunos secretarios.
Pues en eso andaban el jueves por la tarde los operarios de una contrata externa cuando descolgaron el «Compromiso de Caspe», un óleo de grandes dimensiones pintado en 1867 por el burgalés Dióscoro Teófilo Puebla, y de 3,37 por 4,78 metros. Apoyaron el cuadro en una pared sin ninguna protección y nadie sabe cómo pero el óleo se cayó y sufrió graves daños. Una raja de más de un metro recorre ahora el «Compromiso de Caspe», una obra que forma parte de la colección de cuadros con motivos históricos que albergan las dependencias del Palacio.
El pánico recorrió los pasillos del Congreso de los Diputados. La empresa concesionaria de las obras comunicó el incidente a la directora de Asuntos Económicos, ésta al secretario general y entre todos se hizo el mutismo. Ley del silencio. Había que buscar responsabilidades. ¿Dónde? Desde luego, en la empresa concesionaria. Pero, sin duda, también en el Congreso, donde cualquier operación que tenga que ver con las obras de arte tendría que estar supervisada por algún responsable, algo que no ocurrió en este caso.
Funcionarios del Museo del Prado se trasladaron ayer por la mañana a peritar los daños y trasladar el óleo a su departamento de restauración. Hasta la llegada de los peritos, la zona quedó aislada a todo el personal de la Cámara. Una vez peritados los desperfectos por parte de los especialistas, el Congreso se dirigirá a la compañía aseguradora con la que tiene contratado el seguro de las obras de arte que alberga el Parlamento. Será éste el paso previo para proceder a su restauración, de acuerdo con los criterios técnicos que se establezcan, a fin de devolver a la obra su aspecto original.
El cuadro dañado cuelga de un pasillo de la primera planta del Congreso, donde también se encuentra la galería de retratos de los presidentes de la Cámara a lo largo de su historia, realizados por artistas de los siglos XIX y XX.
Otro gran lienzo, «Los comuneros, Padilla, Bravo y Maldonado en el patíbulo», de Antonio Gisbert, se exhibe en el mismo pasillo, por el que se accede a varios despachos oficiales y a la Sala Mariana Pineda, donde se reúne la Junta de Portavoces del Congreso.
El «Compromiso de Caspe»  refleja la proclamación del Infante Fernando de Antequera como rey de Aragón, tras el pacto alcanzado en 1412 por representantes de los reinos de Aragón, Valencia y el principado de Cataluña para elegir nuevo rey, ante la muerte de Martín I de Aragón sin descendencia.

Vídeos

  • 1