Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
17:48
Actualizado a las 

La Razón

América del Norte

La Policía detona las trampas de la casa de Holmes

  • James Holmes se había mudado a ese apartamento hacía apenas unas semanas.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Las investigaciones apuntan a que su cambio de residencia podría coincidir con la fecha en la que decidió dejar su doctorado en Neurociencia en la Universidad de Colorado, el mes pasado. De lo que no hay duda es de que su amenaza de tener el piso lleno de explosivos, una confesión que hizo a los agentes nada más ser detenido en la parte trasera del cine de Aurora, no era un farol. Holmes había comprado todo el material explosivo, así como el rifle, la escopeta y las pistolas de manera legal, lo que ha reabierto el debate de la tenencia y licencia de armas en Estados Unidos. Toda la munición la adquirió por internet. También recibió por correo material para fabricar explosivos.


A tan sólo unos seis kilómetros del Century 16, el centro comercial donde se produjo la matanza, las fuerzas especiales comenzaron ayer la detonación controlada. Holmes les había dejado el apartamento, situado en una tercera planta, lleno de trampas. Según explicó la portavoz de la Policía, la sargento Cassidee Carlson, el asesino había dejado un cable colocado para que cuando alguien hubiera entrado en el apartamento le hubiera matado. «Podría haber sido un agente durante la ejecución de una orden de registro», explicó a los medios. Al cierre de esta edición, los agentes reconocieron que ya estaba prácticamente todo desmantelado y los vecinos podrían volver a sus hogares como muy tarde hoy. Una vez en el interior del piso de Holmes, según informa Reuters, los agentes se sorprendieron de la gran cantidad de veces que el asesino había pedido comida para llevar en el último mes.

Vídeos

  • 1