Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 27 noviembre 2014
03:59
Actualizado a las 

La Razón

Bolsa

La prima de riesgo sigue bajo máxima presión

  • Bate un nuevo récord y toca los 640 puntos básicos ante la pasividad del BCE. La rentabilidad del bono a diez años alcanza el 7,498% frente al 1,175% del alemán

  • 1

MADRID- Un incendio devastador ha calcinado ya 14.000 hectáreas en Cataluña. Otro igual de grave está devorando a la economía española, aunque entre uno y otro hay una importante diferencia. Mientras que los bomberos están empleando todos los medios a su alcance para extinguir el primero, no sucede lo mismo con el segundo. España está haciendo todo lo que puede, pero no está encontrando la ayuda necesaria e imprescindible del BCE, que asiste impasible a la quema.

A la espera de que las gestiones diplomáticas surtan efecto o de que la situación amenace con destruir al  propio euro y obligue al BCE a mover ficha, la desconfianza hacia España siguió ayer en aumento. La prima de riesgo volvió a batir récords y cerró en 632 puntos básicos tras haber superado los 640. El bono a diez años cotiza ya a 7,498%, un nivel difícil de mantener en el largo plazo. Aunque la situación de la deuda a corto también es de aupa. Para la de cinco años, el interés ofrecido ayer en el mercado secundario era del 7,506%, frente al 0,27% que ofrece Alemania. En el caso de la deuda a tres años era del 7,29, frente al 0,021% germano.

No obstante, el ministro de Economía, Luis de Guindos, insistió en que España no necesita un rescate, sino que el BCE compre deuda para aliviar la presión y que dé tiempo a que las reformas surtan efecto. Que Europa debe actuar es algo que también respaldó ayer el vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, aunque con matices. En su opinión, no debe ser el BCE, sino el fondo europeo de rescate, el que compre deuda, tal y como se estableció en la última cumbre de jefes de Estado europeos.

En los mercados persiste la sensación de que España, por sí sola, no puede hacer más y que necesita la ayuda de Europa para salir  de ésta. Los expertos volvieron ayer a coincidir en que sólo una acción del BCE puede atajar la situación. Juan Esquer, socio de GBS finanzas, aseguró a Efe que sólo el BCE tiene en sus manos poder atajar esta situación. El organismo «tiene que tomar alguna medida, porque no puede ser que en la zona del euro unos se financien al 7% y otros al 1%», dijo en alusión a Alemania, cuyo bono se negocia en el mercado secundario a un interés del 1,175%. En el mismo sentido se pronunció el jefe de deuda de Ahorro Corporación, Javier Ferrer, que recuerda que el BCE «no sólo está para controlar la inflación, también debe controlar la divisa, y el euro está en horas muy bajas».


El PIB cae un 0,4% en el segundo trimestre, una décima más que entre enero y marzo
El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, pidió ayer más reformas y ajustes, «en la misma línea de los adoptados hace unos días», para calmar a los mercados. La entidad avanzó que el PIB cayó un 0,4% entre abril y junio. La caída del consumo privado y el recorte del gasto público durante el segundo trimestre de 2012 han debilitado la demanda nacional, lo que ha agudizado la contracción de la economía.

Vídeos

  • 1