Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 29 octubre 2014
09:46
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Londres 2012 ya tiene mascota «no oficial»

  • Un autobús «double decker», icono de Londres desde hace décadas, aspira a ser la mascota oficiosa de los Juegos. Su particularidad: que hace flexiones con dos brazos gigantescos.
     

  • 1
Al autobús de seis toneladas se le ha conectado dos brazos eléctricos
Al autobús de seis toneladas se le ha conectado dos brazos eléctricos

Praga se ha convertido en el currículum viviente del artista David Cerny. Un tanque rosa, San Venceslao montando un caballo al revés, unas figuras que orinan sobre el mapa del país o unos bebés gigantes escalando a la torre de televisión son algunas de las obras que jalonan la capital checa. A nadie dejó indiferente su obra durante la Presidencia europea de Chequia en 2009 con un molde en el que figuraban los diferentes países: España era puro hormigón –todo un presagio-.

Con motivo de los Juegos Olímpicos, el artista checo ha vuelto a la carga con otra obra vanguardista, esta vez ubicada en Londres. Se trata de un autobús de seis toneladas que compró en Holanda y al que le ha conectado dos brazos eléctricos gigantes que agitan el cuerpo del vehículo arriba y abajo emulando unas flexiones.

El «ejercicio» viene acompañado por sonidos alusivos al «esfuerzo físico» que realiza el vehículo junto con proyecciones de vídeo empleando las ventanas como pantallas. La obra está situada frente a la Casa Olímpica Checa en Islington.

Sátira e ironía
Cerny, que siempre ha huido de la fama, confiesa que espera que el autobús se convierta en la mascota no oficial de los Juegos. «Se tarta de un es un entrenamiento para actividades deportivas pero, al mismo tiempo, es también un castigo en los ejércitos y las cárceles. Así que las flexiones son una actividad física muy universal. Por eso me gusta. Muy irónico, por supuesto», indica el artista.

La escultura mecánica ha sido bautizada como «London Booster» y fue inaugurada el pasado martes en la villa olímpica.

Vídeos

  • 1