Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 22 julio 2014
11:12
Actualizado a las 

La Razón

Medio Ambiente

El 97% de Groenlandia se derrite en sólo cuatro días

  • La NASA alerta de la repercusión del calentamiento en las corrientes de aire y marinas

  • 1
El mar se elevará hasta siete metros
El mar se elevará hasta siete metros

MADRID- En cuatro días, la capa de hielo de una amplia superficie de Groenlandia se ha derretido de forma «extraordinaria. No tiene precedentes», alertan los científicos de la NASA. Las imágenes que han captado varios satélites estadounidenses muestran cómo del 8 al 12 de julio, el 97 por ciento de la isla sufre un deshielo masivo. «Es la primera vez que hemos visto cómo Groenlandia se derrite  completamente», explica el científico del Laboratorio de Propulsión de la Agencia estadounidense, Son Nghiem. Y es que, en los últimos 30 años, esa proporción no había superado el 55 por ciento de la superficie total. Todos los años, en Groenlandia, se produce un proceso de fusión que, normalmente, está limitado a la periferia de la isla, a las zonas más cercanas al mar. Sin embargo, este año el deshielo se ha ampliado a todo el territorio. La explicación que ofrece la NASA es el desarrollo de una corriente atmosférica con temperaturas más elevadas de lo normal. «Es muy probable que la atmósfera lleve una década cambiando de forma anormal. Las temperaturas medias se han elevado», añade Nghiem. Los datos que se han recogido hasta ahora no son concluyentes –«aún estamos intentando entender lo que ha sucedido»– pero todo apunta al calentamiento global.

«Se produjo un fenómeno similar hace unos 200 años pero no es la única zona a la que le está afectando. El calentamiento tiene un carácter global porque cada vez emitimos más gases de efecto invernadero. Por eso, cada vez es más habitual que las masas de aire sean muy calientes», asegura Carlos Duarte, investigador del CSIC. Ha sido una corriente atmosférica con altas temperaturas la que se instaló sobre la superficie de Groenlandia y derritió zonas heladas a más de 3.000 metros de altitud. Por eso, los científicos, desconcertados, buscan explicación al fenómeno. «¿Qué condiciones atmosféricas están produciendo estas condiciones en una zona tan elevada?», se pregunta Son Nghiem. Su próximo reto es entender cuáles podrían ser las consecuencias a largo plazo de estas nuevas condiciones climáticas. No sólo en  la pérdida de hielo en la superficie de Groenlandia, sino cómo al derretirse las masas de aire que se generan en esa zona del planeta pueden afectar al resto del planeta y al conjunto de los movimientos atmosféricos. Otra vía de  investigación que ha abierto la NASA es analizar cómo afecta el hielo derretido a las corrientes marinas y a su nivel de salinidad.

 

El mar se elevará hasta siete metros
El litoral de todos los países va a sufrir los efectos del cambio climático. «Hemos pasado el punto de no retorno y mientras no restrinjamos nuestras emisiones, más difícil será contener sus efectos», sostiene Carlos Duarte.  Aunque es difícil evaluar cuáles van a ser los efectos del calentamiento global, «las zonas de estuarios y de amplios deltas como el del Ebro o el Guadalquivir se van a ver seriamente perjudicados», explica Javier Hernández, profesor de Geología Marina de la Universidad de Vigo. El cambio en el paisaje de las costas no es la única consecuencia del aumento, en siete metros, del nivel del mar, «las tormentas también serán más virulentas y algunas islas del Pacífico podrían quedar sumergidas», añade el experto.
 

Vídeos

  • 1