Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 30 septiembre 2014
13:23
Actualizado a las 

La Razón

Nobleza obliga

Mamá quiero vivir con papá

  • «Eugenia se quedó de piedra y no supo qué contestar a su hija Cayetana», desvela el entorno de la duquesa de Montoro a LA RAZÓN

  • 1
SIEMPRE CON  SU MADRE Eugenia Martínez de Irujo junto a su hija «Tana», como la llaman sus familiares, durante unas vacaciones en Ibiza
SIEMPRE CON SU MADRE Eugenia Martínez de Irujo junto a su hija «Tana», como la llaman sus familiares, durante unas vacaciones en Ibiza

Cayetana Rivera Martínez de Irujo quiere libertad. Y es que a sus 12 años parece tener muy claro que donde desea vivir es en Sevilla, con su padre. Así se lo hizo saber hace unas semanas a su madre, según ha podido descubrir LA RAZÓN. Fuentes cercanas al ex matrimonio aseguran que cuando la joven le comentó sus intenciones a Eugenia «se quedó de piedra y no supo bien qué responder». «Tana», como la conocen sus familiares, ha sido la responsable de que sus padres, quienes habían tenido hasta este momento una relación más que cordial y pacífica en cuanto a la custodia de su primogénita, estén ahora en pie de guerra. Y es que en cuanto Francisco Rivera se enteró de lo que su hija había sugerido a su madre, no dudó en ponerse en contacto con su ex. Pero Eugenia se mantuvo firme. «Tiene pagada la matrícula del Colegio Británico  en el que está matriculada para el curso que viene en Madrid, y fue éste el  argumento que utilizó para intentar disuadirle», dicen en el entorno de la duquesa de Montoro.  Sin embargo, no le pareció un motivo de peso al diestro, quien aseguró que también podría continuar sus estudios en Sevilla en vez de en la capital.

Más consentida
Cayetana ha estado hasta este curso estudiando en un internado en Londres, pero ahora que comienza una nueva etapa educativa parece que el ex matrimonio acordó que siguiera sus estudios en España, cerca de ellos. Así que, visto lo visto, Rivera  no dudó ni un momento en interponer una demanda a la madre de su hija para reclamar su guardia y custodia y así ceder a los caprichos de su hija. Se abre ahora un largo y tedioso proceso en el que Fran y Eugenia tendrán que verse las caras en más de una ocasión. De hecho, ayer podrían haberse encontrado debido a que, al parecer, tenían que acudir al Juzgado de Familia en Madrid para intentar llegar a un acuerdo y zanjar la polémica. No obstante, no trascendió ninguna imagen de ambos en los dependencias judiciales, por lo que quizá la cita fue aplazada. Lo que sí que resultará complicado es que las partes acepten la custodia compartida, ya que en este supuesto ambos progenitores deberán turnarse en una misma residencia cada seis meses y en su caso resultaría inviable. Lo que sí ha propuesto Fran  a Eugenia es que ella se mudara  a Sevilla, donde se ha instalado ahora él para  gestionar sus negocios de cerca, para que así ambos puedan tenerla a su lado. Pero aseguran que Martínez de Irujo se ha negado a aceptar esta opción.

La hija de la Duquesa de Alba no ha realizado ninguna aparición pública desde que trascendió la denuncia del torero. Ni si quiera ha sido fotografiada en Ibiza, donde suele veranear en compañía de «Tana» y amigos todos los años. Por el contrario, al hijo de Carmina Ordóñez sí que se le ha sido visto en Cádiz y  Valencia en compañía de su actual novia, Lourdes  Montes.
Nadie conoce los motivos reales que han llevado a Cayetana a querer «abandonar» a su madre, pero los amigos de la hija de la Duquesa coinciden en que quizá la joven busque una mayor permisividad en su progenitor, ya que Eugenia que es «una madre más exigente y vigila más a su hija». Ellos también temen que si Fran consigue la custodia, «la niña pueda cambiar y esté mucho más consentida». Lo que sí es seguro es que Fran siempre ha tenido una habitación para «Tana» en su casa, incluso cuando convivía con Blanca Martínez de Irujo, prima de Eugenia con quien mantuvo una relación hace años,  en la prestigiosa urbanización madrileña de La Finca, muy cerca de la que ocupaba Eugenia con su por aquel entonces novio, Gonzalo Miró. «Al igual que la hija de Blanca, Cayetana tenía reservado un cuarto, pero no iba mucho por allí», comentan en su círculo cercano. Si el ex matrimonio no llega a un acuerdo de conciliación, en septiembre la hija de ambos podría ser llamada por el juez para escuchar su testimonio.

 

De los besos al rencor
«Es una situación indignante», así definió en «¡Hola!» esta semana la Duquesa de Alba la situación de su hija con su ex esposo. Así se rompe de un plumazo la buena relación que tenía Cayetana con Fran, a quien en tantas ocasiones animó la barrera en sus corridas de toros. Lejos quedan los besos y las buenas formas. La aristócrata incluso asegura que tiene dudas sobre si asistirá a la conocida Goyesca de Ronda que se celebrará en septiembre.
 

Una abogada en la familia
Fran Rivera y su actual pareja, Lourdes Montes, son inseparables. Su relación que comenzó hace más de un año y poco a poco ella ha ido metiendo cabeza en la familia del diestro. Tanto es así, que varias personas de su entorno coinciden en que Lourdes podría haber animado a Fran a reclamar la custodia de su hija Cayetana, ya que ejerce de abogada, aunque está especializada en temas mercantiles.

Vídeos

  • 1