Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 30 septiembre 2014
07:43
Actualizado a las 

La Razón

Entrevistas

Serafín Marín: «Los domingos por la tarde sientes un vacío en casa»

  • 1
Serafín Marín sale a hombros en la última corrida celebrada en Barcelona
Serafín Marín sale a hombros en la última corrida celebrada en Barcelona

Barcelona- El torero catalán Serafín Marín recuerda muy bien el 28 de julio de 2010 y no con un buen recuerdo, más bien como uno de los peores días de su vida. Ese día le prohibieron no sólo los toros, sino su vida y sus recuerdos.

–Estuvo presente en la votación del Parlament. ¿Cómo vivió aquel día?
–Sí, estuve allí y fue uno de los momentos más duros de mi vida. Estás mirando a un grupo de políticos que de repente decidían lo que a partir de entonces iba a ser tu carrera y borraban de un plumazo una parte importante de tu vida, desde que a los ocho o nueve años ibas a ver los toros a La Monumental.

–El «shock» debió ser grande, ¿cómo se asimila, es posible?
–En Barcelona crecí como torero, allí me hice primero aficionado y después matador y ver que te lo negaban con tanta facilidad y tú no podías hacer nada fue muy duro. Lo aceptas, sigues adelante, pero no lo asimilas.

–¿Cómo ha vivido esta primera temporada sin toros en La Monumental?
–Los domingos por la tarde un desastre. Te quedas en casa y sientes ese vacío. Te quitan la alegría de ir a la plaza con los amigos, con tu gente y los aficionados y poder vivir una buena tarde de toros. He matado seis toros allí, he estado con los más grandes, he vivido grandes tardes y es duro.

–¿Cómo recuerda aquel último fin de semana de toros en las fiestas de la Mercè?
–Fue muy triste y sentía mucha presión. Llegas allí y ves la plaza llena y la afición entregada y no dejabas de pensar que ésa sería la última vez y se te caía el mundo a los pies. Debuté allí, con caballos, sin caballos, con mil recuerdos, y fue triste. Te quedas con el apoyo de la gente, con la salida a hombros y 600 personas detrás con gritos de ánimos, pero siempre tenías esa sensación de, ¿y ahora qué? Todo fue muy agridulce.

–¿Qué le parece que la Generalitat sólo haya aceptado dos de las 28 demandas de indemnización por la prohibición, entre ellas las de doce toreros?
–Sí, una de ellas era la mía, que han desestimado. No entiendo cómo sólo aceptan las del Grupo Balañá y Casa Matilla. Los toreros también hemos perdido mucho. Tendré que tomar otras medidas. Con el rescate de Cataluña, tendrán que pedir más dinero a España por los toros, es triste.

–¿Es optimista con que la ILP pueda declarar los toros Bien de Interés Cultural y puedan volver los toros a La Monumental en 2013?
–Sí, claro, he participado en ella y soy optimista. Lo triste es que un político tenga que decidir la libertad de expresión de la gente, sus pasiones, sus aficiones. Esperemos que esta vez aprueben algo que no sea prohibir.

–¿Qué le parece la intención del alcalde de San Sebastián de cerrar su plaza?
–Los políticos tienen que decidir cosas importantes por los ciudadanos como para que encima se obsesionen en decidir sus aficiones. Es triste.
 

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA