Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 29 noviembre 2014
09:23
Actualizado a las 

La Razón

Verano y más

Las hijas modelo del rock

  • Sus padres conquistaron el mundo de la música, pero ellas buscan el éxito sobre las pasarelas. Theodora Richards, Bean Cobain y Elizabeth Jagger son algunas de las que pisan fuerte

  • 1
Nombre: Theodora Richards. l Padre: Keith Richards. l Edad: 27 años.
Nombre: Theodora Richards. l Padre: Keith Richards. l Edad: 27 años.

Han crecido en barrios selectos de Londres, Nueva York o Beverly Hills, estudiando en escuelas privadas a razón de 50.000 dólares anuales, con la vida resuelta en burbujas de lujo, clases de violín y ballet, chófer para ir a clase, la vida fácil. Acceso a las mejores universidades, si hubieran querido. Sus padres, hoy millonarios, eran proletarios malencarados y excesivos y acostumbraban dejar la escuela antes de tiempo. Y por cierto que ninguno de ellos habría recibido ni siquiera una mirada de desprecio de una supermodelo aunque hubiesen vomitado dentro de su bolso Chanel. Pero la música los puso en las mismas fiestas que a las top, y las hijas han salido en lo físico agraciadas como sus madres. Ellas quieren ser modelos pero la mayoría no pasan de la nominación a «petardas». 

La historia se ha ido repitiendo con asombrosa exactitud. Las probabilidades de que un tipo tan (poco) agraciado como Keith Richards, Ozzy Osbourne y Lionel Richie terminara cruzando su (pobre) herencia genética con la de una diva de las pasarelas eran insignificantes, pero ha ocurrido con pasmosa frecuencia. Y mayoritariamente han tenido hijas. Y casi todas aspiran a la pasarela, la televisión y los anuncios de perfumes. Aunque hay excepciones a la historia de lujo y ostentación, como el caso de Frances Cobain, hija de Kurt y de Courtney Love, que se crió con sus abuelos y asistió a escuelas comunitarias y el resultado... ha terminado siendo el mismo: hoy es modelo.

Theodora y Alexandra Richards, en cambio, son el prototipo. La culpa es de la modelo Patti Hansen por apreciar los encantos del guitarrista de The Rolling Stones Keith Richards. Theodora vive en Nueva York y estudia dibujo y arte, y fue arrestada por pintar un graffiti en el muro de un convento en el SoHo, en posesión de marihuana y otras sustancias. Aparte de ese suceso, y como muchas exposiciones de sus lienzos no se le conocen, se gana bien la vida como imagen en campañas de marcas como Burberry, GAP y Tommy Hilfiger.

«Dolorosamente bella»
Su hermana Alexandra, de quien Donatella Versace dijo en una ocasión que es «dolorosamente bella», además de trabajar para grandes marcas de moda, ha posado para fotógrafos como Craig McDean, Mario Testino y Bruce Webber, y se considera a sí misma «artista y DJ», aunque sus exposiciones se cuentan con los dedos de una mano. También vive en Nueva York, donde hace algunos años mantuvo un romance con James Jagger, hijo de Mick, el cantante de los Stones.

La hija de Jagger, precisamente, es una de las modelos inglesas más cotizadas. Con 14 años dejó sus estudios para involucrarse en el mundo de los desfiles y ha llegado a ser portada de la revista «Vogue», por lo que es de las pocas que escapan de la categoría de fiasco. Por cierto que Elizabeth estuvo relacionada con otro hijo ilustre del rock & roll, Sean Lennon. En este asombroso juego de duplicidades, y al igual que las hermanas Richards, Georgia May Jagger también quiere que posar sea su ocupación y ya ha conseguido un gran contrato: en septiembre llega a España la campaña de la firma Material Girl, de Madonna (¡y su hija!) que se comercializará en nuestro país con su imagen.

Pixie Geldof se crió en el exclusivo barrio londinense de Chelsea y recibió su educación en el prestigiosísimo Queen's College. Tiene 22 años y está considerada la viva definición de la «it girl», que no es otra cosa que el término inglés para una chica guapa de la farándula. No tiene otro oficio que el de modelo, aunque cante en una banda, Violet, perfectamente prescindible. Por España acaba de pasar como imagen de la última campaña de Marc Jacobs. Al menos, Pixie gana su propio dinero además de dilapidar el que su padre, el filántropo Bob Geldof ha ido amasando. Su hermana Peaches también es modelo y presentadora de televisión, y habitual de las revistas del corazón.

Clímax dramático
Los casos se van multiplicando entre la descendencia de músicos de diferente pelaje. Erin Lucas es hija de Cliff Williams, un actor secundario del rock, pues es bajista de AC/DC. Su carrera profesional se resume en posados en revistas masculinas y varios «realities» de la MTV de esos en los que el clímax dramático es cuando una participante se siente gorda. Aunque la contribución musical de Williams no haya sido grandiosa, desde luego, su hija es de las más sexys de las mencionadas y claro, también aspira a ser modelo. También Lily Collins (hija de Phil), que a sus 23 años recibe de Wikipedia la definición de «personalidad artística británica estadounidense de la televisión». Lleva desde los dos años en programas de televisión y Chanel la eligió para llevar uno de sus vestidos en un baile caritativo (ahí queda eso) y la revista «Glamour» de España la nombró «modelo  internacional del año». Encontrar respuestas a su belleza y su parentesco directo con Phil Collins harían estallar al ordenador más potente del mundo.

Alguna de los ocho hijos del cantante Rod Stewart iba a salir aspirante a modelo, así que el caso de Kimberly, parte de su descendencia, era cuestión de estadística. De ella lo más interesante que se puede contar es que lleva varios años fracasando como actriz (pese a haber estudiado en la Royal Shakespeare Company de Londres), y que, según se ha publicado, su padre le pasa unos gastos de manutención de 12.000 libras mensuales. Así que no es extraño que ahora pruebe como modelo. Simon Le Bon, líder de Duran Duran, tuvo a su hija Amber con una súpermodelo. Recibió una buena educación pero no la ha necesitado para ser votada la número uno entre las «Hijas más macizas de los famosos» por la página Zootday.com y ha conseguido contratos con Moschino y Pantene. Además, también sabe tocar el piano.

Algunas excepciones
Aún hay más casos: India Waters (hija de Roger, líder de Pink Floyd), Zöe Kravitz (hija de Lenny y Lisa Bonet), Bijou Phillips (su padre es John, de The Mamas & the Papas), Daniel Riley Keoug (nieta de Elvis) o Nicole Richie (hija de Lionel); que demuestra que también las hijas adoptivas quieren ser modelos. Y un capítulo aparte para el grupo Aerosmith. Si aún parece increíble que Steven Tyler tuviera una hija como Liz, quizás les interese consultar quién es Minka Kelly, vastaga de Rick Dufay, guitarrista de la banda. Minka creció en el medio oeste, en Alburquerque. Su padre abandonó a ella y a su madre, y su carrera como actriz es prometedora. No parece encajar en el detritus de la alta sociedad de algunas de sus homólogas. Pero eso ya es otra historia.

 

Madonna ficha a Georgia May Jagger
La hija de Mick Jagger ha nacido de pie.  Además de ser hija de un mito de la música, ha encontrado su principal valedora en Madonna. Georgia May Jagger será la imagen de «Material Girl» (en la foto), la línea de ropa que ha creado la diva del pop junto a su hija Lourdes, otra vástaga de famosa que apunta maneras. Jagger ya había tenido oportunidad de hacer sesiones de fotos para algunas revistas, como «i-D Magazine» y la publicidad de Hudson Jeans. Sin embargo, a sus 20 años, la llamada de Madonna la colocará definitivamente en la órbita de las modelos con más proyección. Es cuestión de suerte y de apellidos, aunque Madonna ha visto en ella otras virtudes, ya que afirmó recientemente que «tiene un gran estilo».
 

Vídeos

  • 1