Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 28 julio 2014
14:21
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

Una tarjeta de rescate para recetas rojas

  • Desde septiembre los pensionistas no pagarán sus fármacos cuando superen el tope marcado para su renta. Los farmacéuticos irán marcando en una tarjeta las medicinas que el paciente vaya abonando a lo largo de cada mes

  • 1
Hasta  septiembre, los pensionistas tendrán que seguir adelantando el 10% o el 60% de las medicinas aunque hayan superado su tope. Ese dinero será abonado en la cuenta bancaria del paciente en los primeros días de septiembre
Hasta septiembre, los pensionistas tendrán que seguir adelantando el 10% o el 60% de las medicinas aunque hayan superado su tope. Ese dinero será abonado en la cuenta bancaria del paciente en los primeros días de septiembre

MADRID- Uno de los aspectos que más preocupan a los pensionistas de los ajustes aprobados por el Gobierno de Rajoy es, sin duda, cómo les afectan las nuevas medidas a la hora de hacer frente al pago de sus medicamentos. Parte de esos quebraderos de cabeza tienen los días contados para el millón de pensionistas que viven en la Comunidad de Madrid. El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, anunció ayer la puesta en marcha tras el verano de una tarjeta que garantizará a los pensionistas que no paguen más por los fármacos una vez que hayan superado el tope que marca su nivel de renta. De esta forma, no tendrán que adelantar un dinero que luego les debía ser reembolsado por la Administración.

Según el nuevo modelo de copago, desde el primer día de julio los jubilados abonan un porcentaje del coste total de los medicamentos en función de la pensión que perciben: un 10% para las rentas de hasta 100.000 euros al año y un 60% para los que cobren una pensión superior a esta cantidad. Además, el sistema aprobado por el Ejecutivo central contempla límites mensuales en función de la pensión. Aquellos que no superen los 18.000 euros no pagarán más de 8 euros mensuales. Cantidad que asciende a los 18 euros al mes para las rentas de entre 18.000 y 100.000 euros. El tope sube a los 60 euros al mes para las pensiones por encima de los 100.000 euros. Sin embargo, hasta ahora en Madrid, una vez que los pensionistas llegaban a su tope mensual, debían seguir adelantando el 10% o el 60% de los fármacos y esperar a que la Comunidad les devolviera esta cantidad en un plazo de seis meses. Precisamente es esto, el hecho de que el pensionista tenga que adelantar un dinero que le será devuelto semestralmente, lo que evitará la nueva tarjeta. «Cada mes, cuando hayan llegado al tope que le corresponda a cada pensionista, ya no se les cobrará más a lo largo de lo que queda de mes, a pesar de que la normativa nacional nos permitiría acumular esos excesos y devolvérselos al pensionista en un periodo de tiempo semestral», subrayó Lasquetty.

En la práctica, será el farmacéutico el que vaya marcando en la tarjeta, que se le entregará al pensionista a partir del 1 de septiembre, la cuantía de los medicamentos que compre. «El sistema nos permite que el tope funcione de forma automática», insistió el consejero. Para las cantidades que los pensionistas adelanten a lo largo de julio y agosto por encima de su tope de aportación, Lasquetty subrayó que serán reintegradas de forma automática y sin necesidad de reclamar en los primeros días de septiembre por medio de una trasferencia bancaria.

Un sistema informatizado
En los meses posteriores a su puesta en funcionamiento, la tarjeta será sustituida por un sistema informatizado que garantizará igualmente que ningún ciudadano tenga que pagar más dinero de lo que técnicamente recoge el Real Decreto Ley 16/2012 aprobado por el Gobierno.
De momento, en cada comunidad el sistema para garantizar que el pensionista no paga más que lo que marca la ley es diferente. En las autonomías en las que ya está implantada totalmente la receta electrónica, como Andalucía, Cataluña, Extremadura y Galicia, el proceso se simplifica. Y es que en estas regiones, el médico conoce en todo momento cuál es el gasto farmacéutico que lleva acumulado cada paciente. De esta forma, cuando el paciente llega al tope correspondiente a su nivel de renta deja de abonar los medicamentos que adquiere en la farmacia de forma automática. En el resto de comunidades, los pensionistas adelantan el dinero que posteriormente es devuelto por las administraciones sanitarias.

La entrada en vigor de esta tarjeta llega en Madrid de forma paralela al proceso de implantación progresiva que se está realizando de la receta electrónica. Este sistema está ya implantado en pequeñas poblaciones la región como San Martín de la Vega, en donde ha contribuido de forma importante a descongestionar las consultas. Se espera que la puesta en marcha de la receta electrónica en toda la comunidad sea una realidad el 1 de enero de 2013.

 

Una web para resolver dudas sobre medicamentos
El consejero de Sanidad anunció la puesta en marcha de una web que permitirá a todos los madrileños informarse en torno a los medicamentos registrados en España, tanto de aquellos que necesitan de receta médica como de los que no la necesitan. Avalada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, la web www.madrid.org/sanidad/medicamentos constituye, según Lasquetty, una herramienta práctica y sencilla que no sólo ayudará a los pacientes, sino también «a la eficiencia de nuestro sistema sanitario y al uso racional de las medicinas conforme a las indicaciones de los profesionales». Lasquetty recordó que la CAM destina 2.000 millones de euros al gasto farmacéutico, lo que supone un 10% del presupuesto de la región.

 

Vídeos

  • 1