Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 29 julio 2014
14:16
Actualizado a las 

La Razón

África

El primer ministro de Mali asegura que no dimitirá

  • 1

El primer ministro transitorio de Mali, Cheik Modibo Diarra, aseguró hoy en un discurso televisado, que no dimitirá de su cargo, como exigía la principal plataforma de la oposición antigolpista.

  "No dimitiré, soy hijo de este país y cuando mi país me encarga una misión la llevo", dijo Diarra en su primer discurso tras regresar ayer al país el presidente de transición Dionkounda Traoré, que pasó dos meses en Francia para someterse a unas pruebas médicas después de ser agredido por unos manifestantes que irrumpieron en el palacio presidencial.

El primer ministro, cuya misión es encauzar la transición hacia un sistema de gobierno civil, reunificar el país y celebrar elecciones, respondía con estas palabras a la plataforma antigolpista Frente para la salvaguarda de la Democracia y la República (FDR), que el pasado miércoles pidió la dimisión del jefe del Ejecutivo al que acusó de no ser capaz de sacar a Mali de la crisis.

Diarra hizo mención de manera indirecta al FDR, al que acusó de ser un grupo de presión extranjera y subrayó que era el pueblo quien tenía la última palabra.

Mali vive sumido en una compleja crisis institucional, política y territorial desde el pasado marzo, cuando un grupo de militares encabezados por el capitán Amado Haya Sanogo, derrocó al  

Aprovechando el caos que siguió a la asonada, varios grupos rebeldes tuareg expulsaron del norte de Mali a las tropas gubernamentales y proclamaron el estado de Azawad, que no ha sido reconocido por ningún estado y cuya existencia se difuminó después de que el grupo que lo había anunciado fuera, a su vez, expulsado por la agrupación radical islámica, Ansar al Din.

  Desde entonces, y con la mediación de la Comunidad Económica de Estados de África de Oriente (CEDEAO), las fuerzas políticas y los militares intentan ponerse de acuerdo para la restauración del orden constitucional, sin perder de vista el norte del país, un territorio cuya superficie es casi dos veces la de España por donde campan a sus anchas grupos armados, rebeldes y terroristas islámicos.

Vídeos

  • 1