Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 abril 2014
20:49
Actualizado a las 

La Razón

Ciencia

El Curiosity entrará en contacto con la órbita de Marte a 21000 km/h

  • La cápsula espacial que transporta el explorador Curiosity rumbo a Marte ajustó anoche su curso, por cuarta vez, en preparación para el descenso en el planeta rojo programado para la madrugada del 6 de agosto, informó la NASA. Cuando entré en contacto con la atmósfera del planeta rojo irá a 21.000 kilómetros por horas.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Recreación de la Curiosity antes de su aterrizaje en Marte
Recreación de la Curiosity antes de su aterrizaje en Marte

El de anoche ha sido el cuarto ajuste de trayectoria y la maniobra final que marca la aproximación definitiva del Curiosity a Marte, donde el artefacto realizará prospecciones, entre ellas las dirigidas a determinar si el planeta alguna vez fue capaz de sustentar vida.

Las exploraciones previas de la superficie del planeta ya han determinado que Marte tuvo elementos que pueden haber sustentado la vida, ya que se han encontrado agua, glaciares y vinculados al agua".

El Curiosity, que pesa una tonelada, es el más grande de los artefactos de exploración enviados a Marte y descenderá sobre la superficie de ese planeta el 6 de agosto a la hora 05:31 GMT empleando un paracaídas gigantesco y una grúa operada con cohete.

La NASA lanzó la misión, de 2.500 millones de dólares, en noviembre de 2011, y el robot de seis ruedas, que descenderá en el cráter Gale, tiene una fuente nuclear de energía que le permitirá seguir operando por todo un año marciano, equivalente a unos 23 meses de la Tierra.

Si todo funciona según lo programado la cápsula ingresará en la atmósfera marciana a 21.145 kilómetros por hora, protegida por un escudo contra las elevadas temperaturas causadas por la fricción.

A 11.000 metros de la superficie marciana, la cápsula desplegará el paracaídas más grande enviado a otro planeta -16 metros de diámetro- para frenar el descenso.

El encendido de ocho cohetes disminuirá aún más la velocidad de descenso y cuando la cápsula esté a 20 metros del suelo, el Curiosity será bajado con cables desde una grúa.
Cuando falten 12 segundos para el contacto, el Curiosity desplegará sus patas con ruedas.

Después de que el artefacto se haya posado, la grúa flotante cortará los cables y se estrellará a distancia segura.

Dado que el artefacto tocará la superficie marciana cuando sea poco más de la medianoche en Estados Unidos, la NASA y numerosas instituciones educativas han organizado "trasnoches" en escuelas y bibliotecas y museos para seguir la operación.

Entre los materiales educativos que conmemoran el hecho se cuenta la primera edición en Braille de 1.500 libros dedicados al Curiosity, y una aplicación para la tableta iPad que permitirá seguir el descenso con imágenes tridimensionales.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA