Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 25 noviembre 2014
03:53
Actualizado a las 

La Razón

Castilla y León

Los burgaleses se echan a la calle y recrean su historia

  • Pueblos y villas de esta provincia lanzan la más atractiva oferta de ocio

  • 1
Una de las principales atracciones de la provincia: las Fiestas Barrocas de Lerma
Una de las principales atracciones de la provincia: las Fiestas Barrocas de Lerma

BURGOS- El hecho de conmemorar acontecimientos históricos del pasado, con la implicación de los propios vecinos, ha supuesto que numerosas localidades de la provincia burgalesa atraigan cada año a más turistas a sus pueblos, lo que revierte significativamente en las arcas de diferentes negocios. Aguantando el tirón y con recursos limitados, las distintas corporaciones y asociaciones locales intentan sacar adelante iniciativas culturales rememorando episodios del pasado, pero de gran trascendencia para cada municipio.

Uno de estos casos es el de Lerma, con la celebración de sus «Fiestas barrocas», del 3 al 4 de agosto, en las que participan  decenas de personas. En ellas se celebran representaciones teatrales para emular los actos que el Duque de Lerma ofrecía a los Monarcas y cortesanos de la época. Una iniciativa que se complementa con las visitas guiadas teatralizadas por el conjunto monumental de la villa cada sábado a las 23 horas, y con una velada barroca el 25 de agosto.
Otra de las citas ineludibles es la celebración en Oña de su famoso «Cronicón», además en un año que coincide con la celebración en la localidad de una nueva edición de Las Edades del Hombre. Un hecho que obliga a cambiar la representación teatral, por primera vez en su historia, al exterior de Monasterio, concretamente a la Plaza del Conde Sancho García. Una fiesta declarada de Interés Turístico Regional, que se celebrará del 10 al 15 de agosto próximos, y que atrae a más de dos mil personas cada año.

La batalla que hace diez siglos reunió por primera vez a los reinos de Castilla y de León, vuelve, por cuarta vez, a representarse en las calles de Tamarón. Un acto que se llevará a cabo en la tarde del 18 de agosto.

Otra recreación novedosa en el tiempo, ya que cumple el 25 de agosto cinco años, será el homenaje a Juan Martín Díez, «El Empecinado», que se celebrará a partir de las 12,30 horas de la mañana en Roa de Duero. Una escenificación de la entrada del guerrillero preso en la localidad y de sus acometidas por tratar de zafarse de sus guardianes camino del lugar de ejecución en la Plaza Mayor.

Finales de agosto
Y una fiesta que cada vez va ganando más adeptos es la que se celebra en Baños de Valdearados, con un homenaje a Baco, dios del vino. Se desarrolla del 25 al 26 de agosto y a lo largo de estos días se puede disfrutar de exposiciones centradas en la mitología romana a la vez que se construye un mercado ambientado en la época romana donde se exhiben y se participa en las actividades artesanales de aquella época a través de desfile de legiones, música, teatro, danza y lucha de gladiadores, entre otras.

Y, para cerrar agosto, otra batalla. Esta vez en Atapuerca y que se representará el 26 de agosto. Una recreación de la lucha entras las tropas de Castilla y Navarra en el año 1054, en lo que es una contienda fraticida entre el rey Fernado I de Castilla y Don García de Navarra. Más de 200 actores dan vida a personajes principales y secundarios de la representación que cumple ya su 17ª edición y que atrae a más de 4.000 visitantes.

Vídeos

  • 1