Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
domingo, 20 abril 2014
17:48
Actualizado a las 

La Razón

Otros reportajes

Un funcionario resuelve el problema de las palomas: pan con vino

  • Emborracharlas. Es la propuesta de un funcionario de la administración local de Sumy (Ucrania), que ha ideado un plan con el que adormecer a las palomas y hacerlas despertar de la melopea en algún punto alejado de la urbe.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Un funcionario resuelve el problema de las palomas: pan con vino
Un funcionario resuelve el problema de las palomas: pan con vino

Con o sin clientes, las gaviotas provocan incontables molestias –y pérdidas- en las ciudades costeras con sus incursiones en las terrazas de los bares y restaurantes. Ya le han perdido el respeto a clientes y espantapájaros. En Lleida, el Ayuntamiento de Cervera ha prohibido dar de comer a las palomas en la calle. En Huesca, los vecinos de barios barrios se quejan por la concentración de palomas en solares abandonados.

La amenaza de las aves es un problema para la conservación de muchos edificios, mobiliario urbano y esculturas. A tal extremo se ha llegado en muchas regiones, que se ha tenido que declarar una «guerra» contra esta amenaza. En la Catedral Metropolitana de Tegucigalpa (Honduras) se acaba de ordenar –tras la presión de organizaciones defensoras de los animales- la retirada de una malla que protegía la fachada del edificio y que causaba la muerte de cientos de palomas cada año.

Pan y vino
En Ucrania han decidido ser mucho más expeditivos aún. Las autoridades de la ciudad nororiental de Sumy se han cansado de la gran cantidad de excrementos de aves que deterioran la imagen y la salud de una estatua del famoso poeta ucraniano Taras Shevchenko.

La región celebra el 2 de septiembre su aniversario y el funcionario Alexei Movchan ha dado un paso al frente con una solución sin precedentes. «Vamos a darles pan empapado en vino y luego se las trasladará a algún lugar donde despertar al día siguiente», anunció Movchan, uno de los mandatarios del Partido de las Regiones, actualmente al frente del gobierno local.

Movchan ya ha desmentido que la medida infrinja los derechos de los animales, alegando que se trata de una práctica que se viene efectuando con regularidad en un monasterio cristiano ortodoxo al oeste del país.

Vídeos

  • 1