Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 30 octubre 2014
10:03
Actualizado a las 

La Razón

C. Valenciana

La polémica sobre la Ley del Aborto llega a la Comunitat

  • Red Madre solicita el llamado «aborto cero». Mediterránea Médica advierte del peligro de abortar clandestinamente

  • 1
Son muchas las mujeresque deciden seguir adelante con sus embarazos a pesar de las posibles  enfermedades de sus bebés
Son muchas las mujeresque deciden seguir adelante con sus embarazos a pesar de las posibles enfermedades de sus bebés

Valencia-  La posible modificación de la ley de salud sexual y reproductiva ha revolucionado el panorama español en la última semana. La abolición del supuesto «malformación del feto» como una de las causas que permitía a las mujeres españolas abortar en los hospitales públicos ha vuelto a abrir un debate social, ético y moral que también ha llegado a la Comunitat.

Las asociaciones pro vida se han lanzado a celebrar una propuesta que, sin embargo, consideran que se queda corta. El «aborto cero» es su objetivo. Lograr que las interrupciones voluntarias del embarazo en España y en la Comunitat se reduzcan a la mínima expresión es una constante frente a la que llevan lustros luchando y contra la que habían perdido la batalla en los últimos años.

El gobierno de Rodríguez Zapatero aprobó una ley de plazos que suprimía muchas de las restricciones con las que se encontraban las mujeres que decidían abortar, y que ahora, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha modificado. «Es monstruoso pensar en el número de vidas que se ha llevado por delante la ley. ¿Vamos a aceptar quedarnos con las anteriores también?» comenta Viki Paniagua de Red Madre Valencia, al tiempo que reclama una pena para aquellas mujeres «que acaben con la vida de una persona». La necesidad de hacer ver a la sociedad que los fetos son también seres humanos es su principal batalla.

La presidenta de la asociación,  Elena Ajenjo, destaca, no obstante, que no es una cuestión de prohibiciones, «sino de una firme apuesta por la defensa de la vida». Por ello, desde Red Madre no entienden por qué los gobiernos «de uno y otro color» deben financiar los abortos en hospitales públicos. «Quien quiera abortar que no lo haga con nuestro dinero», indica Paniagua. Aunque la situación no es tan sencilla. Son muchos los profesionales médicos que han advertido ya del peligro que supondrán las interrupciones clandestinas del embarazado.

El objetivo de esta asociación será, a partir de ahora, difundir su labor de apoyo y ayuda a aquellas madres  «que se sientan solas». Al fin y al cabo, consideran que en el cien por ciento de los casos las mujeres no deciden de forma libre «desde el momento en que no se les informa correctamente».

 

«Aumentarán los abortos en el exterior»
Valencia- El director de la clínica Mediterránea Médica, José Luis Carbonell, ha alertado del peligro y el riesgo que supondrá la supresión del supuesto «malformación en el feto» para la salud de las mujeres.
El conocido ginecólogo valenciano ha mostrado su «total desacuerdo» hacia una reforma legal que, asegura, sólo conseguirá hacer que aumente el número de mujeres que abortan en el extranjero o que, en el peor de los casos, recurran a clínicas clandestinas «en las que pondrán en riesgo su vida». Por ello, cree que es «totalmente inasumible» que la reforma prospere, ya que en su opinión  no se puede «obligar a las mujeres a sacar adelante niños con escasas probabilidades de vida». Además, recordó a Gallardón que los recortes en las prestaciones para la Ley de Dependencia «dificultaría todavía más la situación de las familias».
La disminución en los últimos años del número de abortos que se llevan a cabo en el segundo trimestre cree que es también un dato positivo que se debería tener en cuenta a la hora de modificar la Ley de salud sexual.

 

Vídeos

  • 1