Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 23 octubre 2014
04:14
Actualizado a las 

La Razón

Sanidad

Quién paga la atención médica de los españoles de vacaciones

  • 1

Madrid- Con la llegada del verano, algunas de las comunidades autónomas preferidas por los turistas nacionales, entre ellas Cataluña, Murcia, la Comunidad Valenciana o Islas Baleares, alzan la voz contra el gasto que genera la atención sanitaria a los ciudadanos de otras CC AA y se preguntan por qué deben destinar cada año cientos de millones de euros para costear la Sanidad de personas que pagan sus impuestos en otras autonomías. Se trata de un viejo contencioso entre regiones, que también afecta a la asistencia sanitaria de los ciudadanos en comunidades limítrofes a su lugar habitual de residencia –el pasado año La Rioja llegó a ordenar que no se prestase atención a los vascos en los hospitales de Logroño–. No obstante, estos problemas deberían, al menos en teoría, pasar a la historia gracias a la creación de un Fondo de Garantía Asistencial, un mecanismo de compensación para acabar con estos desequilibrios. El fondo, que fue presentado por la titular de Sanidad, Ana Mato, dentro del paquete de medidas de la reforma sanitaria el pasado mes de abril, se nutre de fondos estatales y es una extensión del ya existente Fondo de Cohesión Sanitaria, ideado para que cualquier ciudadano pudiese tener acceso a servicios no disponibles en su comunidad, como por ejemplo los centros de referencia. A pesar de todo, no todas las comunidades cuentan con sistemas para controlar el gasto de los «foráneos». La Comunidad Valenciana, una de las que más turistas atienden, sí que dispone de la tecnología para registrar la procedencia de los pacientes y poder así cuantificar el gasto que generan. «El problema es que no todos pueden contabilizarlo, pero nosotros sí y por eso lo pedimos», explicaron a Efe fuentes de la consejería valenciana de Sanidad.   
 

Vídeos

  • 1