Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 25 octubre 2014
17:20
Actualizado a las 

La Razón

Política

El Estado ingresará 25 millones al año con el Valle de los Caídos

  • Está previsto que reciba medio millón de visitas anuales tras su reapertura

  • 1
La Basílica del Valle de los Caídos era el único espacio del complejo que ha podido visitarse en tres años
La Basílica del Valle de los Caídos era el único espacio del complejo que ha podido visitarse en tres años

Madrid- Acceder al recinto del Valle de los Caídos ha sido durante 33 meses una auténtica misión imposible para quien quería visitarlo. Solamente aquellos que iban a rezar a la basílica de la Santa Cruz podían acceder al lugar. La orden del Gobierno socialista era clara: restringir el acceso a toda persona que no acudiera a rezar o a celebrar una misa. Algo que cumplían a rajatabla tanto la Guardia Civil como el personal de Patrimonio Nacional.

Una escena que desde el 1 de junio es historia. Y una decisión que podría reportar al Estado unos ingresos de más de dos millones anuales gracias a los más de 500.000 visitantes que recibe el lugar cada año y que tendrán que abonar cinco euros en concepto de entrada. Unos beneficios que podrían no ser los únicos. Patrimonio Nacional tiene sobre la mesa el proyecto para abrir la tienda e incluso tiene previsto convocar un concurso público para abrir una cafetería dentro del recinto.  Hasta su cierre hace más de tres años, el Valle de los Caídos era, junto al Palacio Real de Madrid y El Monasterio de El Escorial, uno de los monumentos más visitados de España, hasta el punto de que todas las excursiones organizadas por touroperadores extranjeros lo incluían como parada obligatoria. Todo eso cambió hace más de tres años, cuando el Ejecutivo de Zapatero decidió que el recinto albergaba peligros que impedían su visita.

La intención de sacar un rédito económico ya fue adelantada el pasado mes de abril por el subsecretario de la Presidencia, Jaime Pérez Renovales, en el Congreso de los Diputados, donde abogó por normalizar el acceso al Valle de los Caídos y su basílica y no descartó que se pudieran obtener ingresos por ello, dado que existen agencias privadas que cobran por organizar estas visitas, informa Ep.

El Valle de los Caídos ha permanecido cerrado al público desde  diciembre de 2009 y también fue restrigido durante unos meses el acceso a la basílica benedictina por las obras de restauración del conjunto, obra del escultor Juan de Ávalos. La única excepción fue en la pasada Semana Santa, cuando se permitió el acceso para que el Vía Crucis –una vez reparado– pudiera ser visitado en fechas tan significativas. Actualmente, sólo permanece cerrada la base de la Santa Cruz por el estudio que se está llevando a cabo en sus   esculturas.
Para el presidente de la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos (ADVH), Pablo Linares, las obras de restauración del recinto fueron sólo «una excusa» que utilizó el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero para justificar su cierre e impedir el acceso de los visitantes.
 

Vídeos

  • 1