Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 julio 2014
18:30
Actualizado a las 

La Razón

Europa

Sólo un 4613% de rumanos votó en el referéndum contra el presidente Basescu

  • La participación en el referéndum sobre la destitución del presidente de Rumanía, Traian Basescu, fue del 46,13 %, insuficiente para retirarle del cargo, informó hoy la Oficina Electoral Central con más del 97 por ciento de las mesas escrutadas.

  • 1

El resultado permitirá a Basescu continuar con su mandato como jefe de Estado, al no alcanzarse el porcentaje necesario del 50 % más un voto requerido para que sea vinculante la abrumadora victoria (más del 87 por ciento) de los partidarios del cese del presidente. Con este resultado, el Tribunal Constitucional debe declarar hoy la invalidez del referéndum.


Basescu, de centroderecha, había llamado a los ciudadanos a boicotear la votación. "Si se deciden a respetar la Constitución y las leyes del país y no se permiten atacar más a las instituciones del Estado de Derecho, tendrán en mí un aliado", declaró anoche Basescu, en referencia a la coalición gubernamental de socialdemócratas y liberales que puso en marcha el proceso para su destitución. "No tenemos nada que hablar con un hombre al que han rechazado los rumanos", declaró hoy el primer ministro socialdemócrata, Victor Ponta, apelando al apabullante porcentaje de votos por la destitución entre quienes sí fueron a las urnas.


La continuidad de Basescu en el poder anuncia, al menos hasta las elecciones legislativas de otoño, una difícil cohabitación entre el presidente y el primer ministro, que podría arrojar a Rumanía en un bloqueo político de graves consecuencias para el país.


Basescu y Ponta vivieron un fuerte enfrentamiento desde la llegada del Gobierno social-liberal al poder en mayo de este año, tras una moción de censura que derribó al último Gobierno conservador, fiel al presidente.


La disputa terminó con el voto del Parlamento el pasado 6 de julio por la destitución de Basescu, a quien la mayoría gubernamental acusaba de violaciones graves de la Constitución. De acuerdo con la ley, los votantes rumanos tenían la última palabra sobre el cese del presidente en el referéndum celebrado ayer.


La Unión Europea ha seguido con preocupación el proceso de destitución de Basescu pues, para Bruselas, las acciones del Gobierno de Ponta con el fin de derrocarlo han puesto en peligro el Estado de Derecho. En el poder desde 2004, Basescu podrá ahora completar su segundo y último mandato, que acaba en 2014.

Vídeos

  • 1