Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 01 noviembre 2014
00:31
Actualizado a las 

La Razón

Gente

Karina Bolaños un mitin subido de tono

  • La política ha sido destituida por un vídeo erótico que envió a su amante

  • 1
Karina Bolaños, un mitin subido de tono
Karina Bolaños, un mitin subido de tono

Su marido ha desaparecido del mapa, el supuesto amante ha solicitado una orden de alejamiento, el informático que en teoría robó las imágenes, consiguió extorsionarla durante más de un año y someterla a escarnio público aireando su vida íntima en la red y, para colmo,  la presidenta la ha destituido de su adorado cargo como viceministra de Juventud de Costa Rica (una cosa es que con su vídeo haya subido los termómetros del país y otra bien distinta es que consiga levantar los defenestrados índices de popularidad del Gobierno de Laura Chinchilla). Atrás parecen quedar los buenos tiempos de Karina Bolaños, aquellos en los que compatibilizaba su cargo en la vida pública con su exuberante vida privada, desfilando ante la cámara en lencería mientras fantaseaba con su amante y su fogoso reencuentro. «Aquí estoy, sola, deseándote, esperando verte el martes. Te juro que, si esta almohada fueras tú, qué no te haría», sugiere la responsable de Juventud en el vídeo que se ha filtrado en internet.

Aunque hay que reconocer que en esa angustia de la espera nuestra Sara Montiel podría darle unas cuantas lecciones de seducción (y unos cuantos cigarrillos), Bolaños se mete de lleno en el papel y se lanza al coqueteo mientras le asegura a su amante que «todo lo que ves es tuyo, nada más que tuyo». Unas eróticas palabras y unos sinuosos movimientos que le han costado el cargo, a pesar de que la  protagonista asegura que el vídeo se había grabado en 2007, tiempo en el que, al parecer, estaba separada de su marido, el diputado Víctor Hugo Víquez (quien, por cierto, se ha pedido unos días de baja «afectado» por la rocambolesca situación). Sin embargo, no es la primera vez que los devaneos de esta pareja saltan a los medios. El año pasado, Karina denunció a su esposo por violencia doméstica y, poco después, se retractó alegando: «Lo hice sin pensar y es falso lo que pone la denuncia, estaba muy estresada». Un bochornoso episodio –uno más– en la lista de estampas privadas de la ex responsable de Juventud que se han colado en la agenda del país. Un comportamiento no apto para todos los públicos.

 

Sin alter ego patrio
«Víctima de una extorsión»

Parece que,  a este lado del charco, ninguna política comparte currículum con Karina Bolaños,  aunque, al igual que la mismísima  Scarlett Johansson, ella se siente «víctima de una extorsión». Al parecer, un ingeniero informático que contrataron para instalar cámaras en su casa robó el vídeo de su ordenador y, tras estafarla, lo subió a la red.

 

Vídeos

  • 1