Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 26 noviembre 2014
15:50
Actualizado a las 

La Razón

C. Valenciana

Educación estudia si los alumnos con «tupper» pagarán por el comedor

  • En Cataluña abonarán tres euros, aunque en la Comunitat el precio puede ser simbólico

  • 1
Los alumnos valencianos podrán llevar su comida de casa a partir del próximo curso si lo decide el Consejo Escolar
Los alumnos valencianos podrán llevar su comida de casa a partir del próximo curso si lo decide el Consejo Escolar

VALENCIA- La posibilidad ofrecida por el Gobierno valenciano de que los alumnos puedan llevarse su propia comida al colegio en una fiambrera, sirve para facilitar que aquellas familias que no puedan costearse los gastos de comedor, puedan seguir teniendo acceso a este servicio y que sus hijos puedan continuar en el centro durante el mediodía.

Sin embargo, en Cataluña no deben pensar en el ahorro que supone para los progenitores y, desde su Gobierno, se anunció ayer que cada alumno que utilice el comedor y que se lleve «tupper», deberá pagar hasta tres euros por día  para costear los monitores, las neveras y microondas, las instalaciones y los servicios de limpieza utilizados por las escuelas.

No obstante, fuentes de la Conselleria de Educación, Formación y Empleo confirmaron ayer a LA RAZÓN que aún se estudia si los padres valencianos deberán  abonar alguna cantidad por utilizar este servicio, aunque descartaron que se llegue a tan elevado precio como el que quiere imponer el Gobierno de Artur Mas.

En la actualidad, los escolares valencianos que se beneficiaban de ayudas para sufragar este servicio, recibían una subvención de 1,45 euros por jornada. Esta cantidad era ingresada los centros escolares para cubrir los costes del comedor.

En cambio, en los pasos previos a la redacción de esta nueva Orden se especula con que, aquellos que hayan decidido consumir sus propios alimentos dejarían de recibir este euro y medio y podrían llegar a pagar, como máximo, este dinero. Igualmente que en Cataluña, servirá para costear   los animadores y el uso de los electrodomésticos.

De esta forma, habrá una mínima contraprestación para las familias, quienes podrán optar por que sus hijos lleven su comida, siempre y cuando el Consejo Escolar de su centro lo permita.
Además, los escolares  catalanes pagan, como máximo, 6,20 euros por menú, mientras que los valencianos aportan 4,25 euros.

Educación anunció hace unas semanas que todos los colegios valencianos podrían cogerse a esta herramienta que ya se estaba desarrollando en Cataluña. Asimismo,  Madrid también ha optado por ofrecerla.
 

Vídeos

  • 1