Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
sábado, 19 abril 2014
21:27
Actualizado a las 

La Razón

Autonomías

Cataluña y Andalucía rebajan el tono y se reunirán con Hacienda

  • Mas-Colell insta a Montoro a reiniciar su relación desde cero para combatir juntos el déficit n Griñán habló con Rajoy

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
 Montoro, con la consejera andaluza Martínez Aguayo
Montoro, con la consejera andaluza Martínez Aguayo

BARCELONA/SEVILLA- Tres días después de plantar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, la Generalitat de Cataluña y la Junta de Andalucía reconsideraron su ofensiva con la intención de rebajar el enfrentamiento institucional entre Gobierno y Generalitat, antes de que repercutiera en los mercados financieros. Pero pese al intento de  ambos de exportar una imagen de confianza, el mensaje en son de paz que enviaron al Gobierno no consiguió amortiguar la caída de la Bolsa, alterada por las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

El conseller de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, invitó a Montoro y a otros dirigentes populares a correr un tupido velo. «Una vez nos hemos llamado desleales los unos a los otros, partamos desde cero y abramos un diálogo» para encontrar una salida conjunta al reto de la crisis. Sólo puso una condición, que el Gobierno trate a la Generalitat  y al resto de Comunidades Autónomas como «socio» y no como a unos «subordinados». «Lo que nos conviene a todos es tratar de ir juntos», admitió en una entrevista a Rac-1.

El conseller corroboró que Cataluña no recurrirá ante el Tribunal Constitucional el límite de déficit, aunque siga pensando que el Gobierno comete un error no compartiendo con las Comunidades Autónomas el punto de margen que le ha dado Bruselas. Pese a rebajar el tono, Mas-Colell no baja la guardia. Pidió al Gobierno que «no se distraiga» y que «no se engañe mezclando agendas recentralizadoras», antes de reclamar respeto nacional para Cataluña.
Por su parte, desde la Junta de Andalucía admitieron que Griñán y Rajoy hablaron dos veces el martes, así como el ministro Montoro y la consejera de Hacienda andaluza, Carmen Martínez Aguayo. Buscan una vía política para arreglar el desencuentro. De momento, las posturas siguen enconadas. Fuentes gubernamentales confirmaron a LA RAZÓN que el nivel de endeudamiento aprobado el martes en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera se mantendrá para todas las comunidades autónomas. Incluido el techo del 13,2 por ciento del PIB para Andalucía para 2013. Técnicos del  departamento de Montoro trataron ayer de explicar a la Consejería de Hacienda que no ha existido discriminación alguna. Por si persiste el enfrentamiento, el Ejecutivo andaluz, en un Consejo de Gobierno extraordinario celebrado ayer, ordenó a sus servicios jurídicos que estudien qué recursos y en qué vías pueden interponerse para anular esta decisión.

 

Vídeos

  • 1