Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 02 septiembre 2014
03:52
Actualizado a las 

La Razón

Empresas

Comsa despide a 248 trabajadores pese a facturar más

  • 1

BARCELONA- Comsa, empresa constructora del grupo Comsa Emte, alcanzó un acuerdo con los sindicatos a propósito del Expediente de Regulación de Empleo que pesa sobre la plantilla. A pesar de que el ERE inicial se ha reducido, al final se despedirá a 248 trabajadores. Este acuerdo alcanzado in extremis le valió a la constructora catalana ahorrarse la huelga prevista por los sindicatos.

De ahora en adelante se abre el periodo de aplicación del acuerdo, que tiene una vigencia de seis meses y en el que los sindicatos estarán especialmente vigilantes con otro de los puntos del mismo: reducir las subcontrataciones cuando hay personal de la propia empresa que podría dedicarse a esas tareas. «Hasta septiembre no se reunirá el comité de seguimiento, pero habrá que estar atentos con que la empresa cumpla su parte del acuerdo», señaló el representante sindical de CC OO, Sergio Morán. Para los que finalmente se verán afectados por el ERE, la compañía ha elevado la indemnización a 28 días por año trabajado, hasta un máximo de 18 mensualidades. Además, los trabajadores despedidos podrán optar entre un curso de recolocación o percibir una indemnización complementaria, y tendrán prioridad de incorporación a la empresa ante las nuevas contrataciones durante los próximos 18 meses. «El problema es que el grueso de la actividad de la empresa está en el mercado internacional, por lo que las recolocaciones se hacen muy difíciles», añade Morán. Comsa planteó este ajuste de personal a finales del pasado mes de junio para adaptar la compañía al «notable descenso» de la actividad de la construcción en España. Se da la circunstancia, sin embargo, de que a lo largo del pasado año el grupo presidido por Jorge Miarnau incrementó su facturación a un 21%, hasta los 2.160 millones de euros, de los que alrededor del 60% fueron obtenidos en nuestro país.  Su división de infraestructuras, en las que se enmarca la firma afectada por el ERE, generó ingresos por 1.384 millones y cerró el pasado año con una cartera de 1.524 millones.

Además, otra de las filiales de la multinacional catalana, Emte Sistemas, suspenderá durante un máximo de cinco meses los contratos de 192 de las 409 personas que trabajan en esta compañía en España.
 

Vídeos

  • 1