Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 julio 2014
09:27
Actualizado a las 

La Razón

Castilla y León

Los sindicatos sanitarios alertan de la «sangría» que va a sufrir el sistema

  • Sacyl acuerda por decreto eliminar los incentivos al 85% de su plantilla

  • 1
El gerente de Salud, eduardo García Prieto junto a Esperanza Vázquez y Silvia Fernández
El gerente de Salud, eduardo García Prieto junto a Esperanza Vázquez y Silvia Fernández Leticia Pérez/Ical

Valladolid- Los sindicatos representados en la Mesa Sectorial de Sanidad han augurado un «septiembre movido», después de que la Gerencia Regional de Salud acordar, entre otras medidas eliminar los incentivos al 85 por ciento de la plantilla del Sacyl, unos 31.000 trabajadores. Además, temen que esto no sea más que «otra guinda que cubre la tarta» y que los siguientes recortes lleguen vía carrera profesional, horas de guardia y la amortización de puestos de trabajo, con el plan de jubilaciones a los 65 años.
El presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), José Luis Díaz Villarig, calificó las medidas de «impresentables», y lamento que, más allá del «trato discriminatorio» que están sufriendo los médicos, la Junta se «está cargando grano a grano» el Sistema Regional de Salud y «está haciendo peligrar» el futuro del sistema.
Por su parte, el secretario general de la Federación de Sanidad de CC OO, Pablo Viente, reprochó que se trate «con tanto desprecio» a los trabajadores públicos, «que se nos mire por lo que costamos y no por lo que valemos». Es una vuelta de tuerca más a la debilitada nómina de los empleados públicos, pero no la solución, que pasa por revisar la fiscalidad y los impuestos a los más pudientes».
Para la secretaria autonómica de SAE, Ana Tobal, el peligro está en que cada día el empleado público se levante «con un nuevo recorte». «Lo gordo es lo que todavía no nos han comunicado. Nuestro sueldo base es bajísimo y si no hacen otra cosa que quiranos complementos nos lo van a dejar en nada».
Por su parte,la secretaria de Sanidad del PSOE, Mercedes Martín, mostró su preocupación ante la decisión del Sacyl de eliminar la productividad variable al 85 por ciento de su plantilla, y reconoció que teme que esta medida repercuta en la «calidad» de la asistencia sanitaria. Además, consideró que el Gobierno regional debería suprimir, de igual manera, los incentivos a todos los miembros de la Consejería.
La socialista advierte de que esta imposición agravará la «desmotivación» y «saturación» que ya sufren los profesionales de la sanida, y contribuirá al «desmantelamiento» del sistema público de salud. Así, se refirió a la evolución que esán teniendo las listas de espera en todas las provincias castellanas y leonesas y auguró que en el «próximo mes de septiembre la listas de espera estallarán».

Vídeos

  • 1