Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 20 octubre 2014
03:28
Actualizado a las 

La Razón

C. Valenciana

El número de fundaciones públicas pasa de 39 a 11 en dos años

  • 1
El vicepresidente del Consell, José Císcar, y la consellera de Educación, María José Catalá, ayer tras el pleno del Consell
El vicepresidente del Consell, José Císcar, y la consellera de Educación, María José Catalá, ayer tras el pleno del Consell Efe/Biel Aliño

Valencia- El adelgazamiento de la Administración es condición sine qua non para que la Generalitat pueda cumplir con los objetivos de déficit. Por ello, sigue la reducción de organismos y empresas públicas. Ayer le tocó el turno a nueve fundaciones, siete de ellas se extinguen y otras dos son absorbidas por otra. Tras esta operación, la Generalitat cuenta en la actualidad con once fundaciones, 28 menos que hace dos años.
Así lo explicó ayer el vicepresidente del Consell, José Císcar, quien destacó que esta liquidación supondrá un ahorro de 10,37 millones de euros y afectará a 159 trabajadores.
Si se suma la reducción de plantilla que ya se realizó en la Fundación para la Atención a las Víctimas del Delito y Encuentro Familiar (Favide) y en la Fundación Servef, que afectó a 107 empleados, la disminución total durante este año será de 266 personas.
La cifra asciende a 340 empleados si se tienen en cuenta todas las fundaciones que han desaparecido durante los últimos dos años. Ahora bien, estas extinciones han supuesto un ahorro de 12,8 millones de euros al año.
Son decisiones difíciles y que a nadie le gustaría tomar, aseguró Císcar, pero «no hay más remedio» que adoptarlas para «ganar la batalla al déficit público».
Las siete entidades que se liquidan son: Generalitat Valenciana-Iberdrola, Fundación Servicio Valenciano de Empleo, Estudio, Prevención y Asistencia a la Drogodependencia (Fedap), Atención a las Víctimas del Delito y Encuentro Familiar (Favide), La Llum de les Imatges, Fundación de las Artes y de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.
Císcar insistió en que ninguna de las funciones de las que realizaban estos organismos dejarán de ejecutarse, solo serán asumidas por la Generalitat.
Esta no fue la única medida de ahorro anunciada ayer. Císcar comunicó que a partir de septiembre entrará en funcionamiento la contratación centralizada del suministro de papel para impresión y escritura, la primera que se realiza mediante la central de compras. Esta contratación supondrá un ahorro de entre el doce y el quince por ciento del gasto total por este concepto, que en 2011 ascendió a tres millones.
Por su parte, el grupo parlamentario socialista anunció que solicitará la convocatoria de la Diputación Permanente de Les Corts para que el Consell explique la extinción de estas nueve fundaciones. «Lo que más nos preocupa es qué pasará con el personal», señaló el secretario general del PSPV, Ximo Puig.


Todos los esfuerzos para las farmacias
El pago a las farmacias se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la Generalitat. Císcar aseguró ayer que el Consell está intentando pagarles el importe que queda correspondiente al mes de febrero antes del próximo miércoles. Además, insistió en que se va a hacer frente a todos los compromisos de pago, con las farmacias y con todos los proveedores. La Generalitat realizó el pasado miércoles un primer pago de 40 millones.

Vídeos

  • 1