Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 01 septiembre 2014
20:41
Actualizado a las 

La Razón

Bolsa

La bolsa asimila las ideas del BCE y sube con fuerza

  • El Ibex 35 se dispara un 6% y la prima de riesgo  cae de golpe 50 puntos básicos, hasta los 542

  • 1
Los inversores valoran ahora más las pretensiones de Draghi
Los inversores valoran ahora más las pretensiones de Draghi Reuters

MADRID- Lo lógico parecía que tras el batacazo bursátil que provocó la decepcionante intervención del jueves de Mario Draghi  la sangría en los mercados se hubiese prolongado a la jornada de ayer. Total, ¿qué había de nuevo y positivo para pensar en lo contrario? Unos buenos datos sobre el desempleo en Estados Unidos que, a estas alturas, son poca cosa para condicionar la tendencia de los inversores. Eso, a priori, parecía lo lógico. Con lo que pocos contaban era con una segunda lectura de los mercados de las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE). Una revisión ésta positiva de la predisposición del eurobanco a adquirir deuda de estados en apuros si estos países solicitaban previamente ayuda al fondo de rescate.

Esa reflexión optimista es la que, dicen los analistas, impulsó ayer a los mercados, que se dieron otro festín, con el Ibex subiendo un 6%, su segundo mayor repunte del año, y la prima cayendo hasta los 542 puntos básicos, cincuenta menos que el jueves.

Mejor de lo esperado 
«Muchos inversores han empezado a revisar la intervención del BCE y a verla desde una perspectiva más positiva. Muchos piensan que, quizá, después de todo, lo que anunció Draghi no es tan malo como pensamos en un principio. Tal vez la ayuda para los países en apuros está en camino, aunque no vaya a llegar tan rápido como se esperaba», declaraba a Reuters desde Estados Unidos Paul Mendelsohn, estratega de inversión de Windham Financial Services, para sintetizar el pensamiento que llevó a los inversores a otra jornada de frenesí.

El arranque del día poco hacía presagiar, sin embargo, que las cosas fuesen a discurrir por tales derroteros. La prima de riesgo comenzó la sesión escalando hasta los 616 puntos básicos y el Ibex 35 con una pérdida de casi un 1%. Pero a partir de las diez de la mañana, los análisis más optimistas se abrieron paso y todo se dio la vuelta permitiendo al selectivo cerrar con la segunda mayor subida del año y a la prima de riesgo caer hasta los 542 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español a diez años en el 6,848% después de haber llegado a escalar hasta el 7,4%, muy cerca de su máximo histórico del 7,7% que marcó la semana pasada.

El optimismo se generalizó en toda Europa. Milán ganó el 6,34 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 4,83 por ciento; París, el 4,38 por ciento; Fráncfort, el 3,93 por ciento, y Londres, el 2,21 por ciento. El euro también mejoró y se cambió a 1,2386 dólares.

Aunque por sí mismo no definió el devenir de la sesión, los inversores también valoraron el dato del desempleo en Estados Unidos. La primera economía del mundo creó 163.000 empleos en julio, un dato que también puede tener un reverso oscuro, pues  puede retraer a la Reserva Federal (FED) para acometer nuevas inyecciones de dinero en el sistema financiero para estimular a la economía, a través de la compra de deuda, medidas como las que se podrían implementar en Europa.

Aunque la tasa de paro estadounidense creció una décima y se situó en el 8,3 por ciento, los inversores entendieron que la creación de empleo habla de una actividad saludable del país que preside Barack Obama, lo que se tradujo en un encarecimiento de algunas materias primas. El petróleo de Texas subió el 4,9% y cerró en 91,4 dólares el barril, su precio más alto en dos semanas, con lo que acumula un encarecimiento de un 1,4 por ciento en los últimos cinco días. En Londres, el barril de Brent para entrega en septiembre, el crudo de referencia en Europa, acabó esta última sesión de la semana con otro avance del 1,46 por ciento –1,55 dólares– hasta los 107,45 dólares el barril en el International Exchange Futures.

Vídeos

  • 1