Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 19 diciembre 2014
22:15
Actualizado a las 

La Razón

Revolución en la base de la marca estrella

  • El nuevo Clase A de Mercedes rompe con sus moldes

  • 1

MADRID- El  Clase A de Mercedes no se parece en nada al anterior. Hasta ahora, ha sido  referencia de un tipo concreto de automóvil pequeño, práctico y elegante. En su lugar, el nuevo Clase A se ha convertido en un automóvil moderno, atrevido y deportivo gracias a  su particular y atractivo aspecto, aunque manteniendo su exquisita elegancia.
 
La nueva propuesta de Mercedes A puede enfrentarse sin complejos en un segmento que aún mantiene un buen nivel de ventas, pero en el que se dan cita un nutrido grupo de competidores: Audi A3, BMW Serie 1 y el siempre temido VW Golf. La base del Clase A no recuerda en nada al monovolumen compacto que triunfó por su originalidad y porque era un Mercedes. El actual es un cinco puertas, amplio, cuidado en sus detalles, moderno en su concepto y de aspecto descarado y joven.

Es más largo, más ancho, más bajo y más cómodo que su antecesor y muy atractivo. El cambio estético es tan radical que el Clase B, que en teoría estaba por encima del antiguo Clase A, se queda sólo en la gama como «monovolumen compacto». Todo un reto para Mercedes, que confirma su vocación de renovar su gama. Su diseño, revolucionario y casi descarado para ser un Mercedes, es también una propuesta de futuro de esta marca, que ya ha previsto un A descapotable, un tres puertas y un todo camino que busca enfrentarse al Range Rover Evoque.

La gama de motores es amplia  tanto en versión diésel como gasolina. Desde una potencia de 109 caballos hasta llegar a una versión AMG sport que rinde 211cv. En el apartado diésel el catálogo contempla potencias de 109, 136 y  170 caballos. Se trata de motores de bajo consumo que se ayudan de un sistema «start&stop». La caja de cambios puede ser manual de seis velocidades o automática, con sistema de doble embrague, de siete velocidades y con levas en el volante.

Las versiones más potentes, la 250 Sport (de gasolina) y el 220 CDI (diésel), disponen de un tren delantero y de un sistema de suspensiones mucho más rígidos desarrollados por AMG, que combinan prestaciones deportivas y  permiten seguir manteniendo un alto nivel de comodidad.

Puestos al volante, el modelo ofrece una conducción muy equilibrada. Parece un coche pesado, pero no lo es. Se muestra ágil y su conducción resulta muy satisfactoria. Se deja conducir con facilidad tanto en carreteras viradas como en recorridos urbanos. Es noble en sus reacciones, se nota un gran trabajo en su chasis y, particularmente, en sus suspensiones, que lo hacen confortable, a la vez que equilibrado. La versión AMG 250 Sport, la más alta en  prestaciones, es un verdadero  deportivo. Esta versión llegará a España inicios del año que viene y será el coche ideal para quien quiera sensaciones y conducir un Mercedes a un precio razonable.

El nuevo Clase A propone un acercamiento de la marca de la estrella a un público más joven que es exigente en cuanto a placer de conducción y que sueña disponer de un Mercedes desde 25.500 euros.


Mercedes A 180
Cilindrada: 1.461cc
Potencia: 109 cv
Vel. máxima: 190 Km/h
Acelerac. 0-100: 11,3 s
Peso: 1.949 Kg
Capac. depósito: 65 l
Dimensiones: 4,29/1,78/1,43 m
Plazas: 5
Tracción: Delantera
Cambio: Manual. 6  velocid.
Capac. maletero: 341 l
Consumo medio: 3,8 l
Precio: 25.500 euros

Síguenos en