Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 abril 2014
00:20
Actualizado a las 

La Razón

Comunicación TV

La cara prohibida de los Kennedy

  • Telecinco estrena mañana la polémica serie que la familia de JFK intentó vetar

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Izquierda, Katie Holmes y Greg Kinnear en la serie «Los Kennedy».  A la dcha., Jackie y JFK, el fatídico día del asesinato en Dallas
Izquierda, Katie Holmes y Greg Kinnear en la serie «Los Kennedy». A la dcha., Jackie y JFK, el fatídico día del asesinato en Dallas Telecinco

Vistos así, tan atractivos y poderosos, almidonados bajo sus impecables trajes –el de Jackie, por cierto, no era un auténtico Channel, sino un modelo elaborado en un taller americano a partir de piezas de la «maison» francesa–, todavía parecen preservar esa imagen idílica, empachados de juventud y éxito, que se truncó por aquel fatídico disparo que acabó con la vida del presidente JFK en 1963. El matrimonio Kennedy ha permanecido durante décadas idealizado, congelado en esas sonrisas, en sus entusiastas saludos desde el coche oficial, en ese baño de masas y popularidad, tan triunfales como incautos, sin que nada les hiciese presagiar el trágico desenlace de aquella visita oficial a Texas. Y quizá por este motivo, el de querer conservar esa perfección, la polémica –y un incesante rumor de censura– ha amenazado desde sus comienzos la realización de «Los Kennedy», el «biopic» de ocho episodios que mañana aterriza en España de la mano de Telecinco.

El estreno contará con un doble episodio y se emitirá en «prime time», compitiendo con las reposiciones de «Comando actualidad» de La 1, «Sangre y acero» en Antena 3, «Alphas» en Cuatro y la película de la Sexta.

Una producción de 30 millones
Dispuesta a retratar las luces y las sombras de esta poderosa familia, la serie contó con la realización de John Cassar («24», «Terra Nova») y con la interpretación de Greg Kinnear que, después de ejercer como cabeza de famlia en «Pequeña Miss Sunshine» y de haber dado vida al deprimente vecino de Jack Nicholson en «Mejor imposible» (actuación por la que estuvo nominado  al Oscar como mejor actor secundario), aceptó el papel protagonista de esta producción en la que encarna al legendario JFK. A su lado, una Katie Holmes («Batman Begins», «Dawson crece») agraciada en el rol de esposa herida por las continuas infidelidades de su marido, completa el reparto principal.

Una de las principales polémicas de esta producción –que contó con un presupuesto de 30 millones de dólares– es, precisamente, la de haber ahondado no sólo en la relación del presidente y Jackie, sino en los complejos lazos familiares del clan. Es por esto por lo que, desde algunos sectores, se la acusa de haber dado por ciertos determinados rumores que circulan en torno a la familia Kennedy. Alejada de la realidad o asombrosamente fidedigna, lo cierto es que la emisión de la serie en EE UU no estuvo exenta de complicaciones. En un principio, el estreno se iba a realizar a través del canal History Channel, pero luego se retractaron argumentando que la serie no cumplía los requisitos de calidad exigidos. Las malas lenguas –que «haberlas haylas» al otro lado del charco– aseguran que este cambio se debió a las presiones de Caroline Kennedy –la hija de JFK– y Maria Shriver, sobrina del malogrado presidente y ex mujer de Arnold Schwarzenegger. Sean o no ciertos los rumores, al final la serie se emitió por el canal de pago Reelz Channel.


Algo más que un «happy birthday»
Los asuntos políticos e históricos también estarán presentes en «Los Kennedy» (la invasión de Bahía Cochinos, la crisis de los misiles en Cuba, entre otros), aunque no serán la trama principal (tanto es así, que la Prensa americana definió la serie como «plana» en cuanto a política se refiere). Eso sí, al indudable morbo de las relaciones de pareja y familiares se le sumará la problemática presencia de dos superestrellas del planeta Hollywood: Marilyn Monroe (interpretada por Charlotte Sullivan, y Frank Sinatra (Chris Diamantopoulos), que pondrán en peligro la estabilidad del clan.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA