Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 30 julio 2014
19:11
Actualizado a las 

La Razón

Andalucía

El PP teme que la Junta encubra su «desvío» de deuda con «datos falsos»

  • Corredera avisa de que los impagos en sanidad engordaron 780 millones en seis meses
     

  • 1
La vicesecretaria de Organización del PP-A, Ana Corredera, junto al coordinador de Sanidad, Jesús Aguirre
La vicesecretaria de Organización del PP-A, Ana Corredera, junto al coordinador de Sanidad, Jesús Aguirre Manuel Olmedo

SEVILLa- La vicesecretaria de Organización del PP andaluz, Ana María Corredera, acusó ayer al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, de pretender «encubrir» el «desvío» de su deuda exigiendo más techo de endeudamiento en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).
La dirigente popular no dudó en asegurar que «las cuentas no cuadran», y planteó dos posibles causas: o bien Griñán fue «torpe» al hacerlas, o bien «nos está engañando». Desde esa óptica, insistió en las sospechas de su formación acerca de que el Gobierno andaluz  podría estar ofreciendo «datos falsos» y pidiendo al Estado que aumente su nivel de endeudamiento «para cubrir el desvío que está teniendo de deuda».

En rueda de prensa, en la que estuvo acompañada por el coordinador de Sanidad del PP-A, Jesús Aguirre, Corredera se preguntó: «Si Andalucía es la comunidad que mejor ha hecho los deberes, según dice la Junta, por qué sería la única que tendría que cerrar todos sus hospitales y la mitad de los colegios, tal y como dijo Griñán, como consecuencia del nuevo límite de endeudamiento fijado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera».

En ese sentido, lamentó que pese al plan de pago a proveedores del Ejecutivo central, por el que Andalucía recibió 2.700 millones de euros, en los seis primeros meses de 2012 la deuda de la Junta en sanidad ascendería a 780 millones, que podrían llegar a 1.400 a finales de año.
«Hay remanentes del año pasado en materia sanitaria que estaban reconocidos por la Junta pero que no se incorporaron al plan de pago a proveedores y queremos saber por qué», señaló la dirigente popular, quien exigió conocer si el problema está en que el ejercicio contable se cerró en noviembre o «en que se han dejado de manera consciente facturas para que la deuda de 2.600 millones no fuera mayor».

Según los datos que el PP, a fecha de 30 de junio, el Ejecutivo autonómico debía a las empresas de tecnología sanitaria, responsables del material hospitalario, 350 millones de euros, y a Farmaindustria, que provee medicamentos para hospitales, 430 millones de euros.
Para Corredera, es «bochornoso» que la Junta intente «echar balones fuera» y «responsabilice a otros de su pésima gestión», ya que, según recalcó, después del pago a proveedores, el contador de la deuda tendría que estar a cero. Con todo, planteó que los recortes en sanidad de la Junta no son nuevos. Según la popular, la Administración regional «lleva haciéndolos desde 2008, vía presupuestaria, por valor de 2.265,7 millones de euros». De ellos, puntualizó Corredera, 967 serían recortes en las propias cuentas y 1.298 millones «son por falta de ejecución de los mismos».

Corredera quiso dejar claro que  su formación no está cuestionando «la solvencia» de Andalucía, sino poniendo de manifiesto que «el endeudamiento es mayor de lo que nos están contando». «Algunos –dijo– han cogido el hábito de falsear los datos. Lo vimos hace unos meses con la cifra de déficit que dio la Junta». A Griñán le lanzó un mensaje: «Los andaluces se preguntarán por qué se podrían cerrar todos los hospitales y la mitad de los colegios y no las 30 oficinas que la Junta tiene el exterior, los 35 observatorios o cargos de libre designación».

Vídeos

  • 1