Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 23 octubre 2014
06:23
Actualizado a las 

La Razón

Madrid

Mueren dos personas al estrellarse un Metro

  • Un gerente de la empresa pública y la niñera de su hijo fallecen tras chocar en las cocheras de Fuenlabrada. Ambos viajaban en la cabina del tren con el niño, de cuatro años, y su madre, que  resultaron heridos leves en el accidente

  • 1
El tren, compuesto por tres coches, chocó contra un talud de frenado en una vía de pruebas de las cocheras por motivos que se desconocen
El tren, compuesto por tres coches, chocó contra un talud de frenado en una vía de pruebas de las cocheras por motivos que se desconocen Alberto R. Roldán

MADRID- La visita familiar se truncó en tragedia ayer para José Manuel Pérez García, gerente de mantenimiento en Metro de Madrid. Acudió con su familia, todos ellos vecinos de la localidad de El Alamo, a las cocheras de Metrosur, entre Fuenlabrada y Móstoles, y decidió dar un paseo con ella en un convoy del suburbano. Sin embargo, por motivos que se desconocen, el tren de tres vagones acabó empotrado al final de la vía muerta por la que se desplazaban. José Manuel perdió la vida así como la joven «aupair» de 17 años y nacionalidad suiza que cuidaba de su hijo. Su mujer, de 37 años y el pequeño, de 4 años, resultaron heridos leves.

Fueron los compañeros del fallecido en la empresa de transportes quienes, a las 19:45 de la tarde, avisaron al 112. Cuando llegaron, los efectivos de Emergencias se encontraron un espectáculo dantesco, con la cabeza del tren reventada contra el talud de tierra que delimita el recinto de las cocheras. En su mortal recorrido, el convoy destrozó la traviesa que indica el final de línea, los topes de cemento y la torre de la catenaria que colgaba como un juguete roto sobre la cabina, totalmente aplastada debido al impacto.

En su interior había cuatro personas atrapadas. La mujer y el hijo de José Manuel fueron excarceladas en apenas media hora y presentaban heridas leves por lo que la mujer fue trasladada al Hospital 12 de Octubre y el pequeño al Hospital Niño Jesús. Para rescatar el cuerpo del marido, los Bomberos del Ayuntamiento de Fuenlabrada que acudieron al lugar tuvieron que emplearse a fondo y tardaron algo más de una hora en apartar los hierros que le tenían atrapado. El hombre estaba muerto sin posibilidad de reanimación.

La recuperación del cuerpo de la «aupair» de la familia resultó mucho más ardua y complicada. De hecho, al comienzo del rescate no sabían si se trataba de un hombre o una mujer, dado el grado de atrapamiento que presentaba. Según explicaron fuentes de Emergencias, los Bomberos llegaron a plantearse solicitar una grúa que les ayudase a levantar el amasijo de metal en el que estaban trabajando. Finalmente, unas dos horas y media después lograron sacar a la muchacha, hija de un magistrado suizo. Pasaban las once de la noche cuando se ordenó el levantamiento de los cuerpos. Varios familiares y amigos esperaron hasta entonces en los edificios de las cocheras, rotos de dolor.

Fuentes del suburbano confirmaron la identidad del fallecido, José Manuel Pérez García, que recientemente había ascendido a gerente de Mantenimiento de Ciclo Corto de la empresa pública. Las mismas fuentes aseguraron desconocer los motivos por los que tanto Pérez como su familia estaban en las cocheras de Loranca, un extremo sobre el que, explicaron, abrirán una investigación. Conducir uno de los coches de Metro sin la perceptiva autorización está totalmente prohibido, así como introducir a personas ajenas a la compañía en la cabina de los trenes.

Por su parte, Teodoro Piñuelas, portavoz de UGT en Metro de Madrid,  explicó que el depósito o cocheras es una zona de seguridad en la que no se puede circular a más de 20 kilómetros por hora y que el conductor no puede ir acompañado de personas ajenas al servicio. Es más, se necesita una autorización especial para conducir trenes por allí. Por todo ello, se mostró sorprendido por el accidente y exigió que se depurasen responsabilidades. Tras el siniestro, al lugar acudieron el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano y el alcalde de Móstoles, Daniel Ortiz.

 

UN DIRECTIVO RECIÉN ASCENDIDO
Uno de los fallecidos era el gerente de Mantenimiento de Ciclo Corto de Metro de Madrid, José Manuel Pérez García, entre cuyas funciones estaba velar por el correcto funcionamiento de los trenes. El fallecido trabajaba desde hace años en la empresa pública aunque su ascenso se había producido recientemente. 

 

Vídeos

  • 1