Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 22 octubre 2014
00:30
Actualizado a las 

La Razón

Otros deportes

Mahón invadida por veleros

  • Las mejores embarcaciones clásicas y de época se darán cita en la ciudad menorquina durante la IX Copa del Rey-Trofeo Panerai. La cita se complementa con actividades en tierra para todos los públicos a partir del 30 de agosto

  • 1

El Puerto de Mahón se prepara para dar la bienvenida a las mejores embarcaciones clásicas y de época que se darán cita en el campo de regatas del 30 de agosto al 1 de septiembre en la que ya es una de las citas de la vela clásica más destacadas del año del calendario mediterráneo, una rara ocasión para contemplar de cerca una verdadera colección de piezas de museo que aúnan historia, competición en el agua y un proceso de cuidada restauración.

La novena edición de la Vela Clásica Menorca-Copa del Rey de Barcos de Época-Trofeo Panerai, organizada por el Club Marítimo de Mahón y el Real Club Náutico de Barcelona, cuenta hasta ahora con una treintena de barcos inscritos, de los que la gran mayoría repiten su participación de años anteriores. Es el caso de ‘Alba', de Damián Ribas, que ha participado en todas las ediciones de la regata y que consiguió hacerse con el título por primera vez en 2011 en la categoría absoluta de clásicos, o de ‘Calima', vencedor en la división Espíritu de Tradición y que revalidó en la última edición su título por sexta ocasión. ‘Kelpie', construido en 1903 por J.G. Fay y, último vencedor en la categoría de época cangreja, también se unirá a la flota.

Una de las embarcaciones más esperadas es ‘Eilean', el queche bermudiano de 1936 inspirado en los diseños de la clase J que disputaron la Copa América en los años treinta y uno de los barcos más bellos creados por el genio escocés del diseño William Fife III que fue restaurado por Officine Panerai como prueba de su compromiso y vinculación con el mundo del mar.

‘Hispania', barco de época construido en 1909 y también diseñado por el legendario William Fife, es otra de las joyas clásicas que regresan tras su estreno en 2011, junto a su "hermano" perteneciente a la Clase Internacional de 15 metros ‘Mariska'.

De entre los grandes destacan ‘Creole', una goleta áurica de 65 metros de eslora y tres palos y una de las creaciones más bellas de Camper & Nicholson de 1927 propiedad de las hermanas Gucci, al igual que el sloop ‘Avel' de 1896. El barco más antiguo de los inscritos hasta ahora es ‘Marigold', nacido igualmente en los astilleros de Camper & Nicholson en 1892, un clásico ganador de varios premios y reconocimientos a lo largo de sus 120 años de historia.

Seis de las embarcaciones inscritas hasta el momento disputarán por primera vez el la Copa del Rey-Trofeo Panerai. Se trata del clásico italiano ‘La Spina', el espíritu de tradición ‘San Andrés' y de los barcos de época ‘Manitou', ‘Vagabundo', ‘Skylark of 1937' y ‘Leonore'. Este último perteneció en su día a Dennis Conner, legendario patrón estadounidense que ganó la Copa América en cuatro ocasiones.

Con un máximo de dos pruebas al día desde las 13.00 horas la competición está abierta a la participación de las tres grandes clases de embarcaciones de su tipo y construidas según los criterios del Reglamento del Comité Internacional del Mediterráneo (CIM): Barcos de Época: embarcaciones de madera o metal botadas hasta el 31 de diciembre de 1949; Barcos Clásicos: botados entre el 1 de enero de 1950 y 31 de diciembre de 1975 y Espíritu de Tradición: barcos construidos a partir de 1970 con técnicas y materiales actuales pero manteniendo los diseños originales de su época.

La "gran regata de Menorca" se vive también en tierra

La IX Copa del Rey de Barcos de Época-Trofeo Panerai es la gran regata de Menorca y toda la isla se prepara para recibirla con los brazos abiertos. El objetivo de los clubes organizadores en palabras de sus representantes es "mantener el nivel de calidad alcanzado por la regata, tanto en el aspecto técnico como social.

Así, además de la competición en el agua, el Club Marítimo de Mahón se convertirá por unos días en un auténtico museo flotante de la vela clásica. Los pantalanes permanecerán abiertos al público que se acerque para ver de cerca estas joyas de la navegación, restauradas con mimo por sus armadores.

De igual modo, se han programado una serie de actividades complementarias vespertinas y gratuitas que animarán la actividad en tierra. El Club además pondrá a disposición de los ciudadanos un barco de espectadores para seguir la regata desde el mar el viernes 31 de agosto.

 

Vídeos

  • 1