Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 16 septiembre 2014
19:29
Actualizado a las 

La Razón

Castilla y León

Frente común autonómico contra la modificación de la Norma del Ibérico

  • La Junta insiste en su oposición a la medida en una carta al Ministerio de Agricultura

  • 1
La consejera Silvia Clemente en una visita a una empresa de Ibérico en Castilla y León
La consejera Silvia Clemente en una visita a una empresa de Ibérico en Castilla y León

VALLADOLID- Partidos políticos, ganaderos y empresas de Castilla y León han mostrado su malestar por la propuesta del Ministerio de Agricultura de modificación de la Norma de Calidad para la carne, jamón, paleta y caña de lomo ibérico. La viceconsejera de Desarrollo rural de la Consejería de Agricultura y Ganadería, María Jesús Pascual, remitió una carta a la secretaria general de Agricultura y Alimentación, Isabel García, en la que muestra su oposición a esta medida del Gobierno de Rajoy.

Junta al rechazo al planteamiento, se ha adjuntado un nuevo documento suscrito por todos los agentes regionales del sector en el que manifiestan su preocupación y su frontal oposición a los cambios propuestos.

El sector ibérico autonómico se reunió el pasado 31 de julio en el que los representantes del sector manifestaron, por unanimidad, su oposición al planteamiento realizado por el Ministerio y expresaron su preocupación por el «gravísimo perjuicio».

Para reflejar esta oposición se acordaron cuatro puntos recogidos en un documento. En primer lugar, rechazar rotundamente los planteamientos realizados por el Ministerio, en concreto el aumento de la pureza racial al 75 por ciento y la extensificación del cebo con quince cerdos por hectárea en los 60 últimos días de vida.

Reforzar el control
Además, manifestaron que, dada la situación económica actual, no es el momento de modificar la Norma de Calidad, sino de reforzar el control y garantizar su cumplimiento. También ratificaron la propuesta que el sector elaboró el pasado mes de mayo, y pidieron que toda iniciativa elaborada por el Ejecutivo central sea debatida siguiendo los cauces y procedimientos legales, y no a través de reuniones informativas y por separado con cada agente del sector.
La viceconsejera de Desarrollo Rural ha incluido en su misiva este acuerdo y ha terminado su documento confiando en «que el Ministerio estudiará la propuesta realizada por nuestra Comunidad, que representa el 35 por ciento de la producción de ibérico en España y donde se sacrifican más del 70 por ciento de los cerdos».

Apuesta por el consenso
Por su parte, el procurador del PSOE por Salamanca en las Cortes regionales, Juan Luis Cepa, manifestó que con la modificación de la norma de calidad del cerdo ibérico, el Ministerio quiere «imponer» una postura minoritaria que no beneficiará a los intereses de Castilla y León.
Asimismo, insistió en la necesidad de exigirle al ministro Miguel Arias Cañete, que presente un texto, un borrador de dicha reforma, porque confesó temer que a la vuelta de vacaciones se encuentre ya sobre la mesa un decreto en el que no tenga cabida el diálogo.

En su opinión, un debate sobre este aspecto es «innecesario» y además produce «incertidumbre» en el consumidor, lo que podría llegar a perjudicar a este sector en la Región, que recordó es el máximo productor de cerdo ibérico de nuestro país.

En cuanto a las acciones llevadas a cabo en el seno de las Cortes, recordó que su grupo presentó una proposición no de ley (PNL) en mayo para defender los intereses de los productores y los industriales castellanos y leoneses, pero la retiraron para llegar a un acuerdo con el Partido Popular y votar una de forma conjunta.

Por este motivo, solicitó a la Consejería de Agricultura y Ganadería que sea «reivindicativa» con Madrid, porque no les vale solo la «foto» del consenso en el órgano regional para «quedar bien» y que luego no se atrevan a defender los intereses del sector de Castilla y León frente al Gobierno. Además, indicó que si al final no se produce un acuerdo con el sector, la propuesta del PSOE es la de mantener la norma actual, además defendieron la importancia de establecer un árbol genealógico de las madres para asegurar la pureza de la raza.
 

Vídeos

  • 1