Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 27 noviembre 2014
01:32
Actualizado a las 

La Razón

Medio Ambiente y Biodiversidad

La menor deforestación de Amazonía redujo un 57 % la emisión de gases

  • La reducción de la deforestación de la Amazonía brasileña desde 2004 tuvo como consecuencia una caída del 57 por ciento en la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, según anunció hoy el estatal Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE).

  • 1
La menor deforestación de Amazonía redujo un 57 % la emisión de gases
La menor deforestación de Amazonía redujo un 57 % la emisión de gases

De acuerdo con el organismo, el dato implica que la deforestación de la selva amazónica representa cerca de un 1,5 por ciento de todo el carbono antrópico lanzado a escala mundial a la atmósfera.

Los datos corresponden a un nuevo servicio lanzado por la institución, que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, según un comunicado.

Este servicio genera resultados a partir de los datos producidos por un sistema de análisis de satélites del INPE, que calcula el volumen de vegetación primaria que la Amazonía pierde anualmente.

"En esta versión inicial, el sistema ofrece estimaciones anuales de toda la Amazonía brasileña y por estados hasta 2011. Además presenta indicadores para seguir las reducciones de emisiones después de 2006 tomando como base la media de deforestación de 1996-2005", explicó la investigadora Ana Paula Aguiar, citada en la nota.

El servicio servirá para cuantificar el impacto de la pérdida vegetación en el balance global de gases en la atmósfera, así como para evaluar el resultado de las acciones para reducir emisiones.

Casi la mitad de la biomasa forestal está compuesta por carbono, que se libera en forma de CO2 durante las quemas de rastrojos, deforestación y otras alteraciones de la naturaleza.

Según el INPE, la velocidad de la transferencia de CO2 a la atmósfera está relacionada con la explotación maderera, el establecimiento de pastos y la agricultura mecanizada a amplia escala, entre otros factores.

Vídeos

  • 1