Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 24 julio 2014
12:41
Actualizado a las 

La Razón

Coyuntura

Los socios de Merkel piden someter el euro a referéndum

  • Consideran que ceder soberanía a la UE extralimita la Constitución. También cuestionan los eurobonos

  • 1

Los socios de coalición de la canciller alemana Angela Merkel le presionan cada día más, y el último órdago es plantear que se someta a referéndum el futuro político de Europa y una eventual colectivización de la deuda de la zona euro, por considerar que una creciente cesión de soberanía a las instituciones de la UE extralimita la Constitución alemana. «Se debe dejar al ciudadano decidir, llegado el momento, acerca de la colectivización de la deuda en la zona euro», apunta, en declaraciones que publicó ayer el diario «Die Welt», Horst Seehofer, líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), partido hermanado a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel.
Para Seehofer, en caso de que se opte por la emisión de eurobonos o cualquier otra fórmula de responsabilidad compartida sobre la deuda, así como una nueva ampliación de la UE, debe someterse primero la cuestión a consulta ciudadana. «Sólo con una mayor participación ciudadana quedaría legitimada esa vía», apunta Seehofer, quien recuerda que tanto los eurobonos como un fondo de amortización implicaría «la ayuda financiera alemana» a otros socios de la UE.
No fue el único. En términos semejantes se pronunció el ministro de Asuntos Exteriores, el liberal Guido Westerwelle, así como el jefe del grupo parlamentario de esa formación gubernamental, Rainer Brüderle. «Espero que algún día tengamos una auténtica Constitución europea y que se someta al correspondiente referéndum», apunta Westerwelle, en declaraciones al dominical «Welt am Sonntag», para insistir a continuación en su rechazo a la emisión de eurobonos. El ministro de Exteriores se suma así a las declaraciones, el viernes, de su correligionario Brüderle, que apuntaba a que, «llegado el momento», será necesario someter a referéndum el futuro de Europa.
La posibilidad de una consulta implicaría una enmienda constitucional en Alemania, puesto que, a diferencia de otros estados europeos, en que se han sometido a consulta popular asuntos relativos a la Unión Europea, en Alemania no se contempla esa vía.


Dos ministros «avisan» a Grecia
La paciencia del Gobierno alemán con el griego se agota. El ministro de Economía, Philipp Rösler,  se reconoce «decepcionado» con la falta de avances visibles en las reformas implementadas en Grecia y apunta que Atenas no ha aprovechado las «ofertas» planteadas por Berlín para salir de la crisis. Lo hace en el semanario «Focus» que sale hoy a la venta y en el que se manifiesta «desilusionado». «Ofrecimos, junto con la industria alemana, un amplio apoyo al Gobierno griego», pero esa parte «no ha hecho uso de esa oferta», asegura. Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, declara en otra entrevista concedida al diario  «Bild am Sonntag» que una «desviación sustancial» en el programa de reformas de Grecia podría acarrear modificaciones en el acuerdo para la concesión del siguiente tramo del segundo rescate aprobado a la economía helena. Westerwelle –siempre escéptico sobre el cumplimiento por parte de Grecia– desvela que Atenas tiene que ahorrar todavía 4.000 millones de euros más.

Vídeos

  • 1