Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 21 octubre 2014
09:00
Actualizado a las 

La Razón

Medio Ambiente y Biodiversidad

El pavo pudo ser domesticado 1000 antes de lo que se preveía

  • El descubrimiento de huesos de pavo en un sitio de arqueología en Guatemala muestra que esa ave fue domesticada más de 1.000 años antes de lo que se preveía y es la prueba más antigua de la presencia de la gallinácea mexicana en el mundo maya, según un estudio de la Universidad de Florida (UF).

  • 1
El pavo pudo ser domesticado 1.000 antes de lo que se preveía, según estudio
El pavo pudo ser domesticado 1.000 antes de lo que se preveía, según estudio

"Podríamos habernos equivocado en estimar el momento de la introducción de esta especie en la cultura maya por una cantidad significativa de tiempo", dijo Erin Thornton, investigador asociado del Museo de Historia Natural de Florida en la (UF), en EEUU y del Trent University Archaeological Research Centre de Canadá.

El científico resaltó que "la especie se origina en el centro de México, fuera de la zona cultural maya. Ésta es la especie que los europeos llevaron a Europa. Todos los pavos domesticados se originaron en México".

En el estudio, divulgado por la UF el viernes, se indica que el descubrimiento de los huesos es significativo porque los mayas no usaban muchos animales domesticados y la mayoría de la proteína animal que consumían provenía principalmente de la caza.

Mediante pruebas arqueológicas, comparando la estructura de los huesos y analizando ADN antiguo, los científicos determinaron que los fósiles de los pavos pertenecían a la especie no local Meleagris gallopavo gallopavo, que es nativa del centro y el norte de México.

El pavo mexicano es el antepasado de esa especie que se consume en el mundo y el único animal domesticado por los indígenas de Mesoamerica, de acuerdo con la investigación.

El descubrimiento de los huesos del pavo muestra que ocurrió un intercambio de animales entre el norte de Mesoamerica y la región de la cultura maya durante fines del período preclásico entre 300 años antes de Cristo y los 100 años después de Cristo, según el estudio.

Los huesos fueron recuperados del sitio arqueológico El Mirador, una de las mayores y más desarrolladas localidades preclásicas encontradas en las tierras bajas mayas.

Este lugar contiene complejos de templos, una de las mayores arquitecturas mayas construidas, de acuerdo con el estudio que fue publicado en el sitio de internet.

Vídeos

  • 1