Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
17:55
Actualizado a las 

La Razón

El estado de la nación

Los españoles creen que el BCE ayudará en septiembre

  • > El 55,5% de los encuestados da por hecho que Draghi apoyará a España después del verano  > Un 58,1% apoya el copago médico en función de la renta de las personas.  > El 72,9% está convencido de que el Gobierno hará más ajustes.

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Madrid- Los españoles estamos en quinto lugar del ranking mundial en días de vacaciones y las concentramos mayoritariamente en verano. Pero según la encuesta de NC Report para LA RAZÓN, en este cuarto estío en crisis el 44,5% afirma que ha dejado de ir de vacaciones a causa de la depresión económica. Este porcentaje va incrementándose a medida que se avanza en la edad de los encuestados y prácticamente dos de cada tres españoles manifiesta que ha tenido que recortar sus vacaciones como consecuencia de la crisis. El segmento de edad más afectado es el comprendido entre los 18 y 44 años, en donde se supera el 70%. Tras el verano el 72,9% de la ciudadanía se muestra convencida de que habrá más ajustes. En todas las franjas de edad es la posición mayoritaria. A partir de septiembre, el 63,2% de los españoles cree que el Gobierno será inflexible con aquellas regiones que incumplan los objetivos del déficit. Es también el criterio dominante en todos los grupos de edad. El fin del verano tampoco se presenta muy bien para el empleo; el 80,0% de los ciudadanos es muy pesimista ante esta cuestión y considera que el paro no bajará a corto plazo. Es de destacar que entre los menores de 30 años este porcentaje supera el 90%. Aunque sí se espera para después del verano que el BCE se vuelque en ayudas a España; el 55,5% de los ciudadanos lo da por hecho. Aunque, por el contrario, el 38,7% de los ciudadanos no cree que ceda la ofensiva de los mercados contra España. Es también el criterio de la mayoría entre los menores de 65 años. Mientras que el 34,8% opina que amainará.

La mayoría espera un otoño caliente; al 76,1% de los españoles no le cabe la menor duda de que los sindicatos convocarán la huelga general tras el verano. Unicamente el 1,9% de los ciudadanos la descarta.

Cuando quedan pocos meses para las elecciones en el País Vasco, el 49,7% de los españoles reconoce el derecho de los exiliados vascos a votar en las elecciones autonómicas vascas. Es la postura mayoritaria entre los mayores de 29 años, aunque el 76,1% de los ciudadanos afirma que ETA no entregará las armas antes de la cita con las urnas. Es la respuesta de una amplia mayoría en todos los segmentos de edad.


CRISIS

La mayoría de los españoles mantiene sus vacaciones pero recorta días y gastos
De la encuesta realizada por NC REPORT, una de las conclusiones que se desprende es que más de la mitad de la población, concretamente un 55,5 por ciento, afirma no haber dejado de disfrutar de su período de vacaciones, si bien el 62 por ciento manifestó haberlo recortado como consecuencia de la crisis.
Los mayores de 65 años, con un 48,6%, conforman el segmento de la población que más ha suprimido su periodo estival, mientras que el 61,9 por ciento de los jóvenes entre 18 y 29 años afirman no haber dejado de disfrutarlas.
Por contra, este mismo segmento es el que más ha visto disminuido el periodo vacacional, ya que un 71, 4 por ciento de ellos aceptan haber reducido sus días de descanso. Dos de cada tres ciudadanos entre los 30 y los 44 años también acusa esta reducción de vacaciones con un 71,1%.

Los ciudadanos apuestan por una nueva batería de ajustes tras el verano
El Gobierno de Mariano Rajoy ha tomado en estos 8 meses desde que ganó las elecciones infinidad de medidas para combatir una crisis que no cesa. Quizá por eso, porque la situación está como está, la inmensa mayoría de los ciudadanos cree que con la llegada del nuevo curso político aún habrá más medidas de ahorro y más ajustes para acercarse a ese objetivo de déficit. El 72,9 por ciento de los españoles vaticina que sí que se producirán nuevo ajustes mientras que tan solo el 11 por ciento de ellos está convencido de lo contrario.
El segmento de la población que más seguro está de que llegarán nuevas medidas al acabar el verano son los mayores de 65 años años,con un 75,7 por ciento.
La misma postura defienden los jóvenes, aunque estos son más optimistas. «Sólo» el 66,7 por ciento del segmento entre 19 y 29 años cree que habrá más ajustes para afrontar el nuevo curso político.


LA AYUDA Y LOS SINDICATOS

Esperanzados en que Draghi por fin ayude a España
Todos los ojos puestos en Mario Draghi. La esperanza de que el Banco Central Europeo y su director a la cabeza por fin actúen para aliviar la presión que acucia a España es mayoritaria entre los ciudadanos. Una solución que permitiría arrancar mejor el curso y que comparten el 55, 5 por ciento de los ciudadanos encuestados. Sólo un 16,1 por ciento desconfía de que esta ayuda se vaya a producir mientras que el 28,4% se abstuvo de contestar. La opinión mayoritaria en todos los sectores de la sociedad es que sí se recibirá ayuda tras el verano, siendo los ciudadanos entre 30 y 44 los más convencidos de ello con un 64,4 por ciento.

Los sindicatos convocarán otra huelga general tras el verano
Las constantes amenazas de los sindicatos de «ofrecer» al Ejecutivo de Mariano Rajoy un otoño caliente ha llevado a la mayoría de los españoles a convencerse de que las centrales volverán a convocar una huelga general después de las vacaciones de verano. Tanto es así que el 76,1% de los ciudadanos ya ve las manifestaciones. Tan solo el 1,9% considera que no se llevará a cabo y un 21,9 por ciento no quiso contestar.
Los jóvenes de entre 19 y 29 años son el segmento que considera menos probable que los sindicatos convoquen de nuevo una huelga general, con un 52, 4 por ciento, mientras que los más convencidos de ellos son los ciudadanos comprendidos entre 30 y 44 años.

Vídeos

  • 1
  • 1

    ENCUESTA