Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
lunes, 24 noviembre 2014
04:11
Actualizado a las 

La Razón

Coyuntura

Berlín cree que las medidas de Rajoy evitarán una segunda ayuda a España

  • Italia confía en el BCE para no tener que recurrir a los fondos de estabilidad

  • 1

Alemania cree en España y en las medidas que está tomando Mariano Rajoy. Ayer fue el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, quien mostró su confianza y seguridad en la solidez de la economía española. «Soy optimista en lo que respecta a España por la gran determinación que muestra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en sus medidas contra la crisis», manifestó.
En una entrevista para el dominical alemán «Bild am Sonntag», no quiso «entrar en especulaciones» acerca de si Madrid pedirá el rescate este verano solicitando al fondo de rescate que compre su deuda, pero insistió en que España es un «país muy fuerte» y su economía muy sólida. Desde el Ejecutivo alemán, dijo, se confía en que España salga de la crisis sin necesidad de solicitar una nueva ayuda, y se apoyan los ajustes de Mariano Rajoy.
Futuro de Atenas
Por el contrario,Westerwelle sí mostró cierto escepticismo sobre Grecia y el cumplimiento de sus compromisos, un mensaje que han repetido varios miembros del Ejecutivo alemán en los últimos días: «De ello depende que reciba la ayuda internacional que precisa», advirtió. El ministro germano apremió a Atenas y recordó que todavía debe ahorrar 4.000 millones de euros. A la espera de que  los griegos «se tomen sus compromisos con seriedad», les advirtió de que no se admitirán «desviaciones sustanciales» sobre las cantidades acordadas con la «troika» para sus rescates.
Por otro lado, reiteró el tradicional rechazo del Gobierno de Merkel a la emisión de eurobonos, así como a cualquier opción que implique una colectivización de la deuda y se preguntó: ¿«Cómo van a llevar a cabo España e Italia sus reformas si facilitamos que se genere endeudamiento?»
El país transalpino, que adoptó hace pocas fechas un paquete de ajustes de 26.000 millones de euros, intenta evitar a toda costa pedir ayuda. Su ministro de Economía y Finanzas, Vittorio Grilli, aseguró ayer que no necesitan recurrir al fondo de rescate y se mostró confiado en que los instrumentos del Banco Central Europeo (BCE) atenuarán las tensiones sobre la prima de riesgo. Grilli manifestó al diario italiano «La Repubblica» que sólo se necesita tranquilidad en los mercados, confianza en su país y mantener las inversiones. Pero, ¿será esto posible? De momento, los mercados y el eurobanco tienen la  llave de buena parte del porvenir del país transalpino.

Vídeos

  • 1