Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 27 noviembre 2014
12:41
Actualizado a las 

La Razón

Novedades del Sector

La oferta de los pesos medios se multiplica

  • Skoda completa su gama con la nueva berlina Rapid

  • 1

MADRID- El Skoda Rapid es la alternativa al nuevo Seat Toledo que saldrá este otoño. Ambos comparten muchos elementos, aunque su concepto básico no es el mismo. El Rapid es una berlina media que completa la gama del  fabricante checo, colocado entre el Fabia y el Octavia. Por ello es una opción para quienes busquen un automóvil práctico de cuatro puertas, amplio maletero, medidas contenidas en longitud, y muy espacioso para los pasajeros. Es tal vez el modelo que faltaba en la gama Skoda y, aunque aún no hay precios, todo hace pensar que la factura será asequible.
Estarán disponibles un total de seis motorizaciones, cuatro de gasolina y dos diésel, con unas potencias desde 75 hasta 122 caballos en las versiones gasolina, y de 90 y 105 caballos en diésel. Un dato importante es que en la versión más alta de gasolina, en lugar de llevar la caja de cambios manual de cinco velocidades, se puede elegir una automática de siete velocidades. En las versiones diésel, y buscando el mayor ahorro posible, la versión menos potente, la de 90cv, es la única en la que se podrá elegir entre caja manual o automática.
Como ya es habitual en el grupo VW, el equipamiento del nuevo Rapid es de lo más completo. Destacamos una serie de prácticos detalles que sorprenden por su creatividad, como la alfombra reversible del maletero, con superficie de moqueta y, por debajo, de goma, lo que permite, al darle la vuelta, una utilización distinta en función de las necesidades del usuario. O la multitud de ganchos y espacios para almacenaje tanto en el maletero como en el habitáculo que lo hacen enormemente práctico. También incluye un rascador de hielo que, a la vez, es una lupa y que encontramos dentro de la tapa del depósito de combustible.
Su amplio interior destaca por  acabados muy aceptables y un  salpicadero pensado para facilitar la atención del conductor. No hay que buscar ningún detalle de lujo, porque el Rapid no lo pretende. Pero a pesar de ello, el interior  se percibe como un espacio amplio,  luminoso, muy confortable y apto para albergar en su parte trasera tres plazas con cierta holgura para los pasajeros.
Su conducción es sencilla y sin complicaciones. Los motores, que provienen del grupo Volkswagen –del cual la marca checa forma parte–, se muestran parcos en consumo, especialmente el 1,6 diésel. Su respuesta es ágil, aunque no deportiva, pero con un nivel de potencia suficiente para recorridos medios o largos viajes. En ciudad, sus medidas le permiten una circulación fácil y sus dimensiones se adaptan bien a los aparcamientos medios. Con el Rapid, a la espera del nuevo Toledo de Seat con el que comparten varios elementos, Skoda se consolida como un fabricante creativo con soluciones prácticas que van más allá de los aspectos puramente técnicos y que también están presentes en el resto del grupo VW. Por ello, la decisión final del posible comprador de esta marca y no de otra sólo deberá centrarse en el precio y lo


Skoda Rapid 1,6
Cilindrada: 1.598cc
Potencia: 105cv
Vel. máxima: 190km/h
Acelerac. 0-100: 10,6s
Peso: 1.254 Kg
Capac. depósito: 55 l
Dimensiones: 4,48/1,70/1,46m
Plazas: 5
Tracción: Delantera
Cambio: Manual. 5  velocid.
Capac. maletero: 550 l
Consumo medio: 4,4 l
Precio: No declarado

Vídeos

  • 1