Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 22 octubre 2014
09:52
Actualizado a las 

La Razón

Liga 2012/13

Deudas de campeonato

  • Sólo Madrid y Barça, que generan el 54 por ciento de los ingresos de Primera, sortean con apuros el déficit gracias a su tirón global

  • 1
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

Madrid- Cada vez que Cristiano Ronaldo o Messi saltan al campo levantan pasiones en los cinco continentes. Sus clubes hacen caja gracias a ese sentimiento que lleva a media Centroamérica a pasear el escudo del Real Madrid en su matrícula mientras la otra media enarbola el del Barça. La inmensa mayoría de esa masa ingente de fieles hinchas no sólo no ha pisado España sino que ni siquiera ha salido de sus países. Sin embargo, muchos de ellos cuentan ya con la última equipación de sus clubes, a razón de 80 euros la camiseta oficial.
Pero cada vez que Ronaldo o Messi saltan al campo también les cuestan a sus clubes más de 2.000 euros al minuto. Unos 183.000 euros por partido. Afortunadamente, el Real Madrid y el Barcelona se lo pueden permitir. A pesar de acumular deudas por valor de 590 y 578 millones, respectivamente, ambos gigantes son capaces de mantener plantillas galácticas por su capacidad para «venderse» globalmente.
El Madrid logró aumentar sus ingresos un 9 por ciento el pasado año (unos 40,9 millones) hasta los 480 millones de euros, lo que supuso mantener el liderazgo en el ránking de clubes más poderosos del mundo por séptima temporada consecutiva. Con este crecimiento espectacular de unos 200 millones en cinco temporadas, el Madrid se sitúa a sólo un año de igualar el récord del Manchester United. Por su parte, el Barça –segundo por tercer año consecutivo, según el mismo estudio de Deloitte– generó 451 millones. Sólo la esponsorización de la camiseta culé –30 millones por lucir Qatar Foundation en su elástica– supone el presupuesto de toda la temporada de Osasuna o Mallorca y la mitad del de clubes punteros, como el Sevilla o el Athletic Club.
La bipolaridad de la Liga española trasciende lo deportivo y está marcada por una realidad: que los dos grandes generan el 54 por ciento de los ingresos de toda la competición. Mientras Madrid y Barça han logrado aumentar sus ingresos un 11 por ciento de forma acumulada, el resto de equipos de la Liga BBVA sufre un descenso conjunto del 2 por ciento. Como en el mundo financiero, los «ricos» aguantan mejor la crisis mientras el resto se hunde en un océano de deudas y nóminas astronómicas atrasadas que fuerzan el traspaso anual de sus grandes estrellas para sanear balances, como le sucede regularmente al Atlético de Madrid (99,9 millones en ingresos) y al Valencia (116,8 millones), los eternos aspirantes atrapados en una espiral de crisis cíclicas haya o no haya buenos resultados deportivos.
Pese a disponer de una capacidad de ingresos de 1.718 millones de euros en la pasada temporada, la Liga continúa engordando el agujero, con unos gastos estimados en 2.100 millones. La deuda total acumulada de los clubes de Primera sobrepasa los 3.500 millones.
El desmadre fiscal, que le costó a España una campaña de desprestigio –en la que el diario germano «Bild» llegó a insinuar que los alemanes acabarían pagando los fichajes de Messi y Ronaldo–  y una reprimenda de Bruselas, se saldó con un acuerdo para sanear los balances antes de 2020.
El ajuste para cumplir ya ha comenzado como ha quedado demostrado con los fichajes en pretemporada. Los tiempos de bonanza han acabado incluso para Madrid y Barça, que supeditan las llegadas a salidas que ayuden a las operaciones. La Liga se aprieta el cinturón y, por lo que parece, por mucho tiempo.


Cuentas con Hacienda
A finales de la pasada temporada, seis equipos de Primera podían presumir de no tener deudas con Hacienda. Athletic, Real Sociedad, Getafe, Villarreal, Sporting y Real Madrid eran los más cumplidores en este aspecto. De los 20 equipos de esta temporada, el líder de los endeudados con Hacienda es el Atlético de Madrid, con más de 120 millones de euros. Tras los rojiblancos están el Deportivo, con 90, y el Valladolid, con 45. De los dos millones del Granada a los 35 del Betis, hay más de media Liga de afectados.

Vídeos

  • 1