Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 29 agosto 2014
00:05
Actualizado a las 

La Razón

Gente

Lomana: «Pensé que el coche me reventaba»

  • La «socialité» se recupera después de ser atropellada por el vehículo que alquiló y que se precipitó contra la playa de Palombina en Llanes

  • 1

Pasaban demasiadas horas sin que colgara mensaje alguno. Algo extraño para ella, que se ha convertido en gurú de las redes sociales, con más de cien mil seguidores en Twitter. Razón de fuerza mayor. Ella misma rompía con el silencio virtual  y lo explicaba de madrugada con un parte que no superaba los exigidos 140 caracteres: «Ingresada en Valdecilla (Santander). Gracias a todo el personal sanitario y médicos que me están atendiendo y a Dios por estar viva». Lo escribía después de que, a las siete de la tarde del jueves, el coche que había alquilado para trasladarse de Oviedo a Llanes le atropellara cuando lo acababa de estacionar en la puerta de su casa junto a la playa de Palombina. El freno de mano falló –Lomana certifica que ella lo echó para que luego lo aparcara su cuñado en otro sitio– y el vehículo se desplazó hasta la playa, llevándose por delante a Carmen y sorprendiendo a los bañistas, a los que les dio tiempo a acercarse. Finalmente, la arena lo frenó y no llegó al mar.
Sin embargo, Lomana no pierde el buen humor después de pasar toda la noche ingresada, y asegura que «pensé que el coche me reventaba. Estaba de espaldas, me tiró al suelo y me pasó por la pierna izquierda. Nunca he visto la muerte tan cerca». Rápidamente se desplazó al hospital cántabro con su familia, donde los médicos certificaron que no se había roto hueso alguno.
«El médico me ha recomendado que lo mejor es que me mueva y que pasee por el mar», comenta, si bien reconoce que este percance le ha fastidiado sus últimos días de vacaciones. «Tenía ganas de irme a bailar a las fiesta de Llanes, a jugar a las palas en la playa, pero no voy a poder», asegura resignada, porque «además mi madre lo pasó muy mal, estuvo llorando».
La «socialité» se muestra indignada porque el coche que le facilitó la empresa no era automático. «Lo pedí hace tres semanas y cuál fue mi sorpresa cuando al recogerlo en el aeropuerto me dieron otro coche diferente. No estoy acostumbrada, y eso que yo conduzco divinamente», justifica a la vez que respira tranquila «porque no les ha pasado nada a quienes estaban disfrutando de la playa. Siento mucho si les chafé la tarde».
Y el suceso que se dio a conocer las redes sociales por la propia protagonista, volvió a ellas como siempre suele hacerse. Entre bromas, algunas jocosas, otras de mal gusto, muestras de solidaridad... Pero, mientras otros esquivan los ataques, ella les planta cara cuando la acusan de ser «lo más patético del país tras Belén Esteban»: «¿No te da vergüenza decir eso de alguien a quien no conoces? El placer de insultar... Lo siento por ti», Lomana dixit.

Vídeos

  • 1