Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
martes, 02 septiembre 2014
11:25
Actualizado a las 

La Razón

Coyuntura

De Guindos reclama que el BCE actúe sin límites

  • El ministro de Economía da por segura la actuación para disipar las dudas de los mercados sobre la eurozona

  • 1
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante la entrevista a la Agencia EFE
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante la entrevista a la Agencia EFE Efe

La presión de los mercados sobre la prima de riesgo española ha amainado hasta niveles de principios de julio (el cierre del pasado viernes fue de 494,73 puntos básicos respecto al bono alemán), pero el Gobierno cree que aún no refleja la capacidad real de España para hacer frente a su deuda y financiarse con menor coste. Por eso, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, solicitó al Banco Central Europeo (BCE) que actúe con firmeza en los mercados y que no se ponga límites, ni de cuantía ni de duración, para dejar clara a los mercados la fortaleza del proyecto europeo.
En una entrevista con la Agencia Efe, De Guindos señaló ayer que a este tipo de intervenciones «no se les puede poner límite o no se puede explicitar al menos la cuantía con la que se va a intervenir ni durante cuánto tiempo» para no restar efectividad a una ayuda que tiene como objetivo disipar las dudas sobre la zona del euro. El ministro añadió que durante la segunda semana de septiembre, durante las reuniones del Eurogrupo y Ecofin (ministros de Finanzas de los países del euro y de la UE) se definirán los términos de la posible intervención del BCE en el mercado secundario de deuda y las contrapartidas que se solicitarán a los estados. Para entonces, según De Guindos, el consejo de gobierno del BCE ya habrá explicado cómo piensa ejecutar el programa de compra de deuda, lo que el Gobierno español analizará antes de tomar una decisión al respecto. En cualquier caso, De Guindos dio por hecho que el BCE actuará en el mercado secundario (donde los inversores intercambian la deuda ya emitida) comprando bonos a corto plazo y sin ejercer su papel de acreedor preferente, lo que ahuyentaría al resto de inversores y elevaría la prima de riesgo. Además, señaló que España ya ha presentado su programa de ajuste  y sus reformas estructurales, que están aceptadas como «suficientes y adecuadas», refiriéndose al avance presupuestario para 2013 y 2014, que prevé un ajuste fiscal de casi 90.000 millones en esos dos años.
En su opinión, la actitud del BCE ha abierto «un escenario muy positivo» para España, ya que la entidad ha reconocido que la presión de los mercados responde a algo que va «más allá de la política doméstica». «No tenía sentido que algunos pagaran tipos negativos y que otros pagáramos tipos muchos más elevados. Eso pone de manifiesto un mal funcionamiento de las instituciones», remarcó.

Vídeos

  • 1