Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
jueves, 23 octubre 2014
11:25
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

Más trágala: por Julián García Candau

  • 1

Los clubes de fútbol estaban en contra de la denominada «Ley Cascos», es decir, de aquella decisión que implantó el denominado interés general para justificar la transmisión en directo de un partido semanal. Los clubes han encontrado la fórmula para, sin renunciar a la norma, ciscarse en ella. Tenían pleno derecho porque es intolerable que a propietarios de espectáculos públicos se les obligue a televisar un partido cada jornada. El fútbol ha venido pagando hasta la fecha más IVA que el cine porno y estaba sujeto a una norma absolutamente indefendible.
Entre la Liga y las cadenas propietarias de los derechos le han hecho un corte de mangas a la norma establecida. Han acordado no dar en abierto ningún partido de los que disputen Madrid y Barça y el partido de interés general se transmitirá, por el momento, los lunes por la noche, día que ya emitió Antena3 y no repitió experiencia.
El lunes es nuevo privilegio para los dos grandes porque no jugarán nunca en tal día. La jugada puede parecer ingeniosa si no fuera porque, como siempre, en las cuestiones televisivas ganan los mismos. No entiendo por qué dijo Enrique Cerezo, pla-giando «Casablanca», que había nacido una nueva amistad. La reunión en la que se administró el trágala a los trece clubes justicieros no parece tan satisfactoria. La minoría, el cartel del fútbol, se ha vuelto a imponer.
Posdata. ¿Tendrán algún beneficio los condenados al lunes?  ¿Habrá mejor reparto para quienes jueguen con taquilla cuando se enfrenten a Madrid y Barça?

Vídeos

  • 1