Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
viernes, 25 julio 2014
23:51
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

Eternamente enrocados por Pilar Ferrer

  • 1

En su pertinaz actitud obstruccionista, de nuevo el primer ministro de Gibraltar infringe el acuerdo que permite faenar a los pescadores españoles. Como si al término de los Juegos Olímpicos de Londres, y mientras los dos principales políticos británicos, David Cameron y Nick Clegg veranean en España, el siempre problemático Fabián Picardo vuelve a tensar la cuerda. Bajo la excusa de un informe de expertos, interesado y a su servicio. La protesta formal del Gobierno español no se ha hecho esperar, en eras de defender el derecho a pescar en aguas del Peñón. EL incumplimiento de la palabra de Picardo es habitual. En Exteriores ya sospechaban hace días alguna escaramuza del ministro gibraltareño, pero no hasta el punto de romper el acuerdo alcanzado a primeros de agosto. La amenaza de acosar con la policía del Peñón a los pescadores españoles sorprendió en medios diplomáticos y provocó la queja formal ante el Reino Unido. La Guardia Civil vigila a las embarcaciones gaditanas ante posibles ataques. El conflicto sigue latente.
             
Pasando por alto la cordial reunión mantenida en Londres, a finales de mayo entre el ministro español de Exteriores, José Manuel García Margallo, y su homólogo británico, William Hague, Picardo insiste en su negativa a conceder permisos para la pesca comercial, bajo la triquiñuela de un documento jurídico. Confiemos en que esta no sea ya la gota que colma el vaso.  Escribió Ovidio que la gota horada la roca no por su fuerza, sino por su constancia. En Gibraltar, las posturas siguen enrocadas. Fabián Picardo quiere la fuerza. El Gobierno español, la razón, constante en sus derechos.

Vídeos

  • 1