Uso de cookies

[x]
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el anáisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Ofrecido por:
Iberdrola
miércoles, 23 abril 2014
10:05
Actualizado a las 

La Razón

Columnistas

Salvador Alves por Nacho Villa

Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

El arranque de Liga del Real Madrid ha mostrado un equipo en el que hay mucho que hacer. Son los mismos de siempre y, por lo tanto, la clase está más que demostrada, pero la maquinaria no está todavía engrasada.
El Madrid ha jugado ordenado, sabiendo perfectamente las posibilidades de cada uno de sus jugadores, pero le ha faltado presión, intensidad, ritmo y, muy especialmente, esa suerte del campeón que soluciona un partido cuando menos se espera.
El primer gol de la Liga en el Bernabéu, marcado por Higuaín, abría la lata. Y, además, sugería que el delantero argentino se ha quedado en el Madrid para triunfar. Pero luego llegó el encontronazo, a la salida de una falta, entre Pepe y Casillas, que dejaba el gol en bandeja para el Valencia. Los nervios afloraban en  Chamartín.
En la segunda parte las cosas fueron bien diferentes, el Real Madrid puso en marcha el turbo. La entrada de Benzema se notó de manera llamativa. Y el equipo comenzó a funcionar. Y entonces apareció Diego Alves. El portero del Valencia se erigió en el protagonista indiscutible de la segunda mitad. Con un Madrid bombardeando sin parar la puerta valencianista, Alves fue capaz de pararlo todo.
Benzema, Higuaín, Callejón, Özil... uno detrás de otro intentaron batir al portero del Valencia y Alves tuvo manos para todos. El Madrid todavía no está a cien por cien. Eso sí, como el jueves se gane al Barcelona en el primer partido de la Supercopa, en el Camp Nou para más señas, de España se acabaron las penas provocadas por el empate ante el Valencia. ¡Esto no ha hecho más que empezar!

Vídeos

  • 1